martes, 25 de agosto de 2015

En algún lugar del tiempo, de Richard Matheson

Hacía tiempo que no leía novela de Matheson y la verdad es que ya tenía ganas de continuar con su obra. Hace unos días tuve ocasión de leer la preciosa edición de Otros Reinos con la que Kelonia nos sorprendió a todos y me vino a la mente la idea de continuar con su obra. Desde luego, esa es la sensación que se queda después de cada Matheson: ponerse ya con otra.
Se puede leer una reseña de Otros Reinos en mi blog favorito, Los Cuentos de Vaho:

En su día él mismo dijo que En algún lugar del tiempo y Más allá de los sueños son dos novelas muy relacionadas, ya que ambas fantasías románticas están dedicadas al amor, amores que trascienden al tiempo y la muerte, respectivamente; y que representaban su mejor trabajo como novelista. (Me pregunto si después de escribir el resto de su obra, y sobre todo después de Otros Reinos en 2011, seguía pensando igual).
Así que, como me encantan los viajes en el tiempo, sobre todo si nos vamos al siglo XIX, decidí lanzarme a En algún lugar del tiempo.

La novela fue escrita en 1975 como Bid Time Return pero se le cambió el título en 1980 por el de Somewhere in Time (con el que vino al español) para adaptarlo a la adaptación cinematográfica que guionizó para Jeannot Szwarc, protagonizada por Christopher Reeve y Jane Seymour (Superman y la doctora Queen, para mi generación).
Por mi parte, hasta donde he leído su obra, diría que En algún lugar del tiempoOtros Reinos son sin duda sus mejores novelas.

Richard Collier, un hombre de nuestros días, se obsesiona con una mujer de otra época, una célebre actriz de finales del siglo XIX. Su embelesamiento con Elise McKenna llega a intensificarse tanto que consigue transportarse físicamente al año 1896, donde conoce y corteja a la mujer de su vida. Pero, ¿por cuánto tiempo puede la pasión de los amantes resistir la despiadada marejada de la historia?

En algún lugar del tiempo es una novela entregada a una editorial por el hermano de Collier. Dice haber encontrado el manuscrito en casa, tras su fallecimiento, y rellena el principio y el final de la trama con sus ideas e impresiones. Sin embargo, el peso de la narración recae sobre el diario que Collier fue llevando durante los días que abarca la obra, desde los años 70 del siglo XX hasta los 90 del XIX.
El característico modo de narrar de Matheson, presente también en Otros Reinos hace que te quedes prendado de la historia. Creo, de hecho, que es el escritor al que leo siempre con más fluidez. Con sus ideas, sus impresiones, sus locuras, sus bromas absurdas o fuera de lugar… hace que el diario de Collier se vuelva real, presente y muy activo. Me encanta esa característica de él… resulta envidiable.
En cuanto al argumento en sí, el planteamiento me parece más que suficiente para invitar a la lectura, y el modo en que se desarrollan los hechos le imprime aun más fluidez e intensidad. He de decir, sobre todo, que el 30 % final de la novela lo leí pegado a las páginas sin poder separarme. Es un final de gran intensidad, con una montaña rusa de emociones sensacional, terminando en un clímax que te lleva a una conclusión que el epílogo revisará sin piedad. Merece la pena leerla. Es de esas obras que hacen que envidies a quien puede acercarse a ellas por primera vez.
Tengo que hacer mención especial al aspecto musical. Tanto en la novela como en la adaptación cinematográfica, la música está muy presente y tiene gran importancia. Por supuesto, no hay que perderse la banda sonora de John Barry para el film. En este caso, eso sí, no sabría decir qué sería mejor, si abordar antes el libro o la película.
En cualquier caso, En algún lugar del tiempo es un Matheson. Y, como siempre, hace que llegues al final después de haber vivido toda una locura de emociones, dejando marca durante mucho tiempo en la mente.
De cinco estrellas.

PD: Eso sí, recomiendo evitar la descarga en Amazon de la versión kindle. Pocas veces pagué tanto dinero por una maquetación tan mala.



No hay comentarios: