domingo, 5 de abril de 2015

Steampunk en México

Redactado por Paulo César Ramírez Villaseñor
Escritor y Director General de la revista de retrofuturismos El Investigador

Hablar del Steampunk, que se mantiene en constante cambio, transformándose y ampliando su definición es bastante complicado. Y lo es mucho más cuando se trata de hablar de la escena Steampunk de un país tan grande y complejo como lo es México.
Desde su aparición en 2009 en el blog La Torre de Vapor mucho ha cambiado el movimiento en México. Pasó de vivir una creación como comunidad virtual y física con pasos agigantados a una segmentación, en un lapso de  tiempo muy corto. Pero eso no ha impedido que comunidades más locales se enfoquen en lo que les gusta. 
Los foros de discusión han quedado atrás y actualmente la importancia de las redes sociales es indiscutible. Es más, me atrevería a afirmar que internet es una herramienta indispensable para la escena steampunk. Aprovechando la carga obvia de la estética Steampunk, el movimiento ha logrado tocar los ojos de miles de personas a través de las redes, principalmente Facebook, que se ha convertido en la carretera visual y de información para todos los steampunks del mundo. Desde luego México no ha sido la excepción y a través de grupos de Facebook que adoptan los nombres de la localidad (Steampunk Monterrey, Steampunk San Luis Potosí, Steampunk Mérida, Steampunk Puebla, Steampunk Coahuila, etc.) es como se ha mantiene la escena actualmente.

Mientras la mayoría de comunidades pasa compartiendo imágenes virales steampunk, intercambiando puntos de vista en esa búsqueda de la definición como arte, estética, estilo de vida o movimiento unos cuantos grupos pasan al interés de comenzar con el aspecto del DIY tan inherente del movimiento y desde luego la vestimenta que parece ser tan atractiva entre los individuos más jóvenes. 
La escena en México es tan variada y distinta como sus habitantes; mientras que en la capital del país y centro de la república los individuos tienden a tomar al steampunk en conjunto y de la mano de actividades lolita, Neo-Victorianas, góticas y recreacionistas, marcando claramente una tendencia más abierta y de convivencia entre individuos que pertenecen a alguna de las subculturas mencionadas, pero se han visto atraídos hacia el steampunk. Estos grupos se llegan a reunir en picnics Neovictorianos, fiestas de Dark Cabaret y eventos relacionados permitiendo muchas veces la fusión de ideas y conceptos. 
Por otro lado en el norte del país, la individualización del steampunk como movimiento independiente de otras subculturas es más notoria, permitiendo un desarrollo distinto. Grupos que realizan reuniones periódicas en donde se dan talleres o pláticas, se pasan tips tanto de modificación de juguetes, como de creación y confección de vestimenta.
El resto de las comunidades locales que tienen un movimiento más allá de las redes sociales suele congregarse en convenciones de anime, maga y comics en donde hacen presencia con cosplays con estética steampunk o ataviados con ropajes propios de su personaje steampunk creado por ellos mismos. 
Las fotografías son lo que se ha vuelto la moneda de cambio entre las relaciones con otras comunidades. Se pueden ver a quienes gustan de transformarse en sus personajes o aquellos que gustan realizar cosplay con la estética por diferentes grupos locales y de Latinoamérica.
Esta escena, con tintes de subcultura por un lado y comportamiento de fandom por el otro es un campo de donde han surgido propuestas que se han podido ver internacionalmente y son las que colaboran de manera regular con proyectos y personas steampunk de otros países, principalmente a nivel literario y de promoción del movimiento Steampunk en general. 
Es una era visual y rápida vista desde un movimiento como el Steampunk que intenta recuperar la imaginación, la capacidad de sorpresa y la revaloración del artesano, pero que en ocasiones es rebasada por la velocidad en la que fluyen los estímulos visuales. Además, repitiendo lo que dije al principio México es muy grande y sus habitantes muy distintos entre sí, por lo que a mí respecta y en mi propia experiencia, la escena Steampunk en el país es un campo de juegos en donde se puede aprender muchísimo, y como en cualquier juego tú decides con quién juegas y cómo.



No hay comentarios: