domingo, 4 de enero de 2015

Echando un vistazo atrás...

Cuando empieza un nuevo año, llega siempre ese inevitable momento en el que la gente se pone a pensar en lo que ha conseguido y en lo que está por venir. 2014 no fue el mejor de los años, eso está claro.
En mi caso, como siempre me quedo con una idea tergiversada, veo necesario dedicar unos minutos a hacer balance de pérdidas y de ganancias para rascar hasta recordar las ganancias.

Como 2013, este ha sido otro año más sin sacar novela. Es algo que intentaré corregir este año. Esta vez enero me pilla en una mejor situación para lograrlo y tendré en mente hacer hueco para lograrlo.
En cuanto a relatos, tampoco fue el año más prolífico, ya que solo saqué a la calle seis nuevas historias cortas, aunque forman parte de antologías de las que estoy muy orgulloso: en el proyecto Ilusionaria, en el segundo volumen de Ácronos, en el universo de Tinieblas de Eduardo Vaquerizo… y esa a la que le tengo especial cariño: “A Casa Carballeira”; mi segundo relato editado en gallego por la editora de fantasía Contos Estraños. Ser parte de la generación de autores estraños que se está creando en Galicia es todo un orgullo y ver nacer y crecer algo nuevo y tan importante es algo que no se puede dejar pasar. Espero seguir en la brecha este año.
Además, esta misma editora logró sacar este año la que ya es la primera novela steampunk escrita en gallego: As Aventuras de Margaret White, de Manuel Moledo. Todo un logro.

En cuanto a convenciones, 2014 me permitió seguir adelante con ESC en España, viendo cómo crece y crece cada año, a pesar de que esté estancado (o retrocediendo) en el resto de Europa. No sé cómo serán los próximos años en Europa, pero España tiene ganas de convención y quizá tengamos que reconvertir la idea para crear algo más nacional (una convención federal no vendría mal, quién sabe). Este año tuvimos sedes que se consolidaron y sedes nuevas y, haciendo números, un total de unos 4.000 asistentes. Y, en definitiva, todas han sido un éxito.
Para el 2015, sabiendo ya que tendremos ESC en al menos tres sedes, espero poder visitar alguna ciudad en la que aun no he estado y colaborar en montar alguna que otra nueva.
Por mi parte, aunque este año ayudé a todas las sedes de un modo u otro, todos mis esfuerzos se centraron en ESC Fuenlabrada, como parte del Festival de Fantasía de Fuenlabrada. Tengo que decir que fue lo mejor que se haya visto este año, que el público quedó encantado y que pude aprender muchísimo de mis compañeros y de los autores que invitamos. Aun hoy he leído comentarios positivos sobre el tema en Facebook. Que se siga hablando así de ella en enero, cuatro meses después, es un motivo de alegría enorme. (¿Y quién no ha visto un ciento de fotos de perfil de gente con una Tardis al lado? Eso era Fuenlabrada). Ha sido una experiencia irrepetible, demasiado buena para este país, pero que esperamos seguir teniendo como modelo para futuros eventos. Si nos dejan repetir la jugada, ojalá podamos volver a crear algo semejante este año, a pesar de que ya no pueda ser en Fuenlabrada.
Por otro lado, en febrero se celebró en el mundo steampunk la primera edición de Steampunk Hands Around the World, un evento más virtual que presencial en el que ayudé con todo a Kevin Steil, organizador, para que fuese un éxito; que me sirvió para conocer más manifestaciones de steampunk por todo el mundo y para hacer amistad con gente de otros países, otras culturas y otros idiomas de los que pude aprender más de lo que ellos creen. Recuerdo con especial cariño la que ya es la entrada steampunk más vista de este blog, con Sarah Hans, Diana Pho y Suna Dasi; en todo un manifiesto de Steampunk Multicultural.
Entre unas cosas y otras ha sido un año en el que conocí un montón —enorme— de gente de la que aprendí muchas cosas, de gente a la que enseñé todo lo que sé y de gente a la que le debo mucho.

Para 2015, visto desde la perspectiva de la primera semana de enero, me alegra poder decir ya que como mínimo publicaré cuatro relatos más. A Ilusionaria IV la pillamos a caballo entre los dos años, así que este enero habrá gira de presentaciones. Nevsky pronto se pondrá a promocionar la primera antología steampunk española traducida al inglés para el mundo y se prevé una campaña interesante entre el mundo anglosajón en la que espero estar presente y formar parte. Con suerte, lo haremos cuadrar con el segundo Steampunk Hands y nos posicionaremos mucho mejor como escena steampunk en el mundo.
Y, por supuesto, Ácronos seguirá adelante con su tercera edición. Ya tenemos una presentación muy especial preparada, con todo un día de charlas y festejos, que celebraremos en Barcelona con una gran cantidad de amigos de Ácronos y de Tyrannosaurus Books.
Y todavía sin concretar, pero en el tintero, procuraré no perder el enfoque y publicar novela, colarme en todas las antologías que pueda —que merezcan la pena—, volver a Celsius y a la Feria de Madrid por tercera vez, conocer la nueva Gigamesh al fin, ir a una sede ESC nueva, volver a una sede vieja… y todo lo que vaya surgiendo a lo largo del año. Quién sabe a dónde podemos llegar.

2 comentarios:

WilliamDarkgates dijo...

Muy interesante el año, espero que este sea más prolífico. Y que el Steampunk y otros retrofuturismo florezca. :D Éxitos.

Yosu Rc! dijo...

Esperemos que sí, que sigamos creciendo poco a poco.
Muchas gracias, socio ;)