lunes, 3 de noviembre de 2014

Steampunk LIJ

Llevo ya un tiempo pendiente de la inclusión del steampunk en la literatura infantil y juvenil y he de decir que me está gustando lo que veo estos últimos meses.
Haciendo un pequeño repaso, hace años que han sido traducidas al español las novelas de la serie La Materia Oscura, de Philip Pullman; más conocidas por la adaptación al cine de Luces del norte bajo el título de La brújula dorada.
Posteriormente, han ido surgiendo otras series o conatos de series de esta misma temática. La más exitosa quizá sea la trilogía Leviatán, publicada por Edebé, en la que Scott Westerfeld y Keith Roberts, a la letra y el dibujo respectivamente, abordan una I Guerra Mundial a caballo entre el steampunk y el dieselpunk.
Más reciente, también podemos destacar la serie Las Guerras del Loto, de Jay Kristoff, y de la que la editorial Hidra ya ha sacado a la luz Tormenta e Imperio. Merece una mención especial por darle vida a un steampunk más moderno y maduro, multicultural y centrado al cien por cien en un universo alternativo japonés.
Con más o menos suerte, Alfaguara publicó hace tiempo una de las novelas de la amplia saga de Eoin Colfer, Airman, tirando más al clockpunk, sin noticias de traducir más títulos de la serie. Había rumores, eso sí, de una adaptación cinematográfica; pero, por el momento, sin más novedades.

En cuanto a producción nacional, lo que más suele interesar a este blog, no se me ocurra que haya todavía títulos a destacar dentro de literatura infantil y juvenil. Sí es verdad que hay grandes obras que se acercan al steampunk y sus temáticas: La isla de Bowen (Premio Edebé de Literatura Juvenil, 2012), de César Mallorquí; la exitosa Pétalos de Papel, de Iria G. Parente y Selene M. Pascual (que se puede ir a descargar gratuitamente aquí); las obras de Victoria Álvarez, que siempre coquetea con el steampunk sin adentrarse de todo en él...
Sin embargo, en pocos días están comenzando a surgir novedades al respecto. El II Festival de Fantasía de Fuenlabrada en unión con EuroSteamCon me hizo ver que la literatura infantil y juvenil puede ser un filón para el steampunk, un diamante en bruto con infinidad de posibilidades que todavía no hemos contemplado. De hecho, la gente de mi generación tiene que reconocer que muchos de nuestros mejores recuerdos provienen de obras steampunk o protosteampunk. Como ejemplo más notable, todavía no ha llegado el día en el que me encuentre a un aficionado al steampunk de más o menos mi edad al que no le encantase Sherlock Hound cuando era pequeño. ¿Por qué no recuperar el espíritu, los temas y la estética de esas obras para los niños de hoy? Además, ya que el steampunk se está volviendo cada vez más distópico, pesimista y oscuro, ¿qué mejor forma de volver, en cierto modo, a los orígenes visionarios, optimistas y utópicos?

Con el auge del steampunk no sería extraño que la literatura infantil y juvenil acabase cayendo antes o después. De momento, destaco tres novedades.
Una de ellas es para los más pequeños y, sinceramente, he de decir que de momento de ella poco sé. Se trata de MECANISTIARIO del Profesor Chaparelli, de Enrique Quevedo (que, al parecer, será una colección).

El mecanistiario (o mecanicum vocabulum) es el conjunto de seres mecánicos creados por el estrambótico Profesor Chaparelli, científico del s. XXV.

En este acordeón ilustrado encontrarás sus estudios sobre el mundo animal, un montón de experimentos, y la asombrosa historia de la vida en el futuro. Además, podrás contemplar el increíble Ciclo Vital del Animal Mecánico, culmen de sus fantásticas investigaciones.

Edición a cargo de E. Quevedo a partir de diarios y anotaciones recibidos desde el futuro

Aunque, viendo el catálogo completo de la "editorial de curiosidades ilustradas", Tres Tristes Tigres, parece en buena posición para darle fuerza a esta vertiente del steampunk.


La segunda es una obra de la que he estado haciendo promoción durante estos últimos meses, la cuarta parte del proyecto Ilusionaria. Todos los números de Ilusionaria son de literatura infantil, en un rango de edad entre los 7 y los 12, si no recuerdo mal. Sin embargo, su volumen cuarto es el que más carga steampunk tiene de todos ellos. Su propia portada es buen reflejo de ello (y mi inclusión como autor también lo atestigua). Pero para que este salga a la luz, todavía hay fondos que recaudar, ya que se trata de una antología benéfica. Los ejemplares serán imprimidos gracias a las aportaciones de los usuarios y los mecenas y los beneficios de las ventas, una vez esté listo, irán destinados a la Fundación Babhel: http://www.kharmedia.es/IlusionariaTienda/index.html



Y, por último, de la editorial de contenidos transmedia ShotWords, acaba de salir a la calle Circus. Una historia de autómatas, escrito por Carmen Pombero e ilustrado por Jae Tanaka. Una obra de la que poco más diré salvo que ya está entre mis manos y que pronto habrá reseña.

Tomás vive en una España empobrecida por las guerras carlistas y que comienza a ser testigo de los prodigios tecnológicos del siglo XX. Un día, cansado de la dura vida que le impone el padre Jeremías y los otros niños del internado, decide escapar y salir al encuentro de su padre. Éste le rechaza y Tomás deambula por la ciudad hasta que se topa con una extravagante feria. De todas las curiosas barracas, llama su atención una que muestra las maravillas de los autómatas: animales, aves, niños… Todos ellos mecánicos, capaces de hacer cosas increíbles como hablar, moverse y hasta predecir el futuro.

Cuando Tomás es invitado a entrar en la barraca por el enigmático Inventor, da comienzo una extraña e increíble aventura en la que nada es lo que parece. Un bosque de metal oxidado en el que una joven autómata vive encerrada; una ciudad sumergida que no es más que un reflejo acuático e inquietante; un faro custodiado por feroces máquinas perro o un dragón de metal que vigila una misteriosa caldera.

Tomás descubre la amistad y el amor de mano de los autómatas, pero si no es capaz de salir de allí antes del amanecer, acabará convertido en un ser mecánico sin corazón ni alma, pues el Inventor es, en realidad, un hombre diabólico al que tarde o temprano se habrá de enfrentar.

De todos modos, por mi parte estaré al tanto de más novedades al respecto, ya que es un tema que me interesa bastante y del que ya estoy deseando saber más.