Ir al contenido principal

Fuenlabrada Steampunk. Fuenlabrada Fantástica

Allá por Febrero de este año se abrió una convocatoria de ilustración y relato para hacer una selección de trabajos con Fuenlabrada como telón de fondo. La idea era crear una antología steampunk que además convirtiese la ciudad en un mundo ucrónico y retrofuturista.
Por mi parte, este 2014 se está desarrollando muy asociado a Fuenlabrada, a su Festival de Fantasía, a esta antología y a su editorial; así que tuve el placer de participar en su creación desde la selección de los relatos y las ilustraciones hasta la redacción de su contraportada.

¿Qué puedo decir de los relatos más que han sido los que hemos considerado los mejores de todos los que recibimos? Creo que esto es aval suficiente para dar a conocer la calidad de esta obra.
Creo que la mejor reseña que se me pueda ocurrrir para Fuenlabrada Steampunk ya la plasmamos en su contraportada:

¿Y si la historia de España no hubiese sido como nos la contaron? ¿Y si una puerta al multiverso nos desvelase una infinidad de mundos alternativos tan verosímiles como nuestra propia realidad? ¿Y si pudiésemos vivirlos todos en el marco de una ciudad llamada Fuenlabrada?

La Concejalía de Juventud e Infancia del Ayuntamiento de Fuenlabrada, el Festival de Fantasía de Fuenlabrada y Kelonia Editorial han abierto un portal para echar un vistazo a esos mundos de carbón, vapor y engranajes. Fuenlabrada Steampunk es el diario de viaje con las doce historias y ocho ilustraciones que hemos recopilado en esta aventura.
Josué Ramos
No es fácil crear una antología steampunk, pero más difícil todavía es conseguir que la calidad de los textos y las ilustraciones sea tan superlativa como la de la obra que tienes entre tus manos. Bienvenido a una Fuenlabrada de vapor, engranajes, sortilegios y dirigibles. Bienvenido a Fuenlabrada Fantástica.
Sergio R. Alarte

La idea de referirse en la contraportada, como presentación, a abrir puertas al multiverso, surge de uno de los relatos seleccionados. No es fácil darse cuenta, al leerlo, de cuál estamos hablando.
Y es que esa idea es la que, en conjunto, parece plasmar la obra. Porque para conocer una Fuenlabrada Steampunk tendríamos que cruzar un portal a otra dimensión, a un mundo alternativo donde la ucronía se llevase a España por un derrotero diferente al que hemos seguido. Y eso es lo que parece que hacemos cada vez que leemos un relato nuevo de esta antología. Cada vez que se termina el anterior y se comienza uno nuevo, se lleva la sensación de que se cierra un mundo y se abre otro distinto, donde la misma Fuenlabrada se mostrará con un rostro nuevo y desconocido.
Ahí radica, creo yo, el mayor atractivo de esta obra, más allá del simple steampunk. Además, claro está de la cuidada edición a la que Kelonia ya nos tiene acostumbrados en su catálogo. En este caso, destacaría ante todo la cuidada tipología, el baile de engranajes de cada página, el mapa a una de esas posibles Fuenlabradas steampunk y la inclusión final de las ilustraciones seleccionadas, a página completa y a todo color.
Por supuesto, tengo un relato favorito de entre todos los seleccionados, como siempre. Pero, también como siempre, me lo guardo para mis adentros, porque todos merecen el hueco que se han hecho dentro de este diario de viaje a doce universos seampunk.

Para saber más:
http://www.kelonia-editorial.com/Tienda/product.php?id_product=82

Si quieres ver la presentación oficial de la antología en Fuenlabrada, no te pierdas la programación de su II Festival de Fantasía, en el que además celebraremos el steampunk en el marco de la ESC Fuenlabrada:
http://www.mundosteampunk.net/p/eurosteamcon-espana.html 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un hombre de verdad – Boris Polevói

Boris Polevói fue un corresponsal de guerra soviético durante la Segunda Guerra Mundial. En el prólogo a este libro dice que “vi en todas partes tal heroísmo de las gentes soviética, que ante él empalidecían las proezas de los héroes populares del pasado.” Comentarios como este o como el que cierra el prólogo: “¡Qué gran felicidad es la de ser escritor en el País del Socialismo!”; quizá echasen un poco para atrás nuestra intención de leerlo. Así fue, al menos, en mi caso. No tenía ganas de leer una historia pseudo-real envuelta en propaganda soviética. Pero al meterme en su lectura y hacer oídos sordos a esos desvaríos patrióticos del autor, me llevé una agradable sorpresa.

Un hombre de verdad fue escrito en 1950 y se basa en la historia de A. Marésiev, llamado en el libro Aléxei Merésiev (se cambiaron los nombres de los personajes), un piloto de caza soviético que Polevói conoció y entrevistó en un aeródromo de campaña en las inmediaciones de Oriol, durante el asalto nazi a esta ciuda…

Steampunk Hands Around The World IV. Multicultural Steampunk

First of all, I must say that I am from Spain, and I am in contact with Steampunk from Latin cultures in America; so, I am very interested in Spanish Steampunk and other cultures outside England. Then, it led me to other cultures and countries, such as India, Japan, South Africa…    The first things that we learn in Steampunk are steam and smog (of course), 19th century, London, Jack the Ripper, guns, armours… ok. Rule, Britannia; Britannia rule the waves and all of that; and, that is ok. But, what happened in the 19th century outside the Empire?    There is something that should not be overlooked: Verne’s books are one of the fundamental bases of Steampunk. But, let’s think about some of the most famous novels written by Verne. For example: Around the World in Eighty Days, Five Weeks in a Balloon, The Adventures of Three Englishmen and Three Russians in South Africa, Michael Strogoff, The Steam House…    Well, what do that books have in common?
   But, is the Steampunk community …

¿Cuánto se tarda en escribir una novela?

Me hizo pensar –y qué no- la retórica que transmitía Javi en su blog No me cuentes más cuentos de cuánto se tarda en escribir una novela.
Hablaba de meses, semanas o años. Por mi humilde parte, entiendo que amarramos a puerto la idea de que acabamos cuando dejamos en paz el último, último borrador y lo convertimos en el llamado “manuscrito”. O, como dice la ofimática, cuando marcamos en “Propiedades”: Sólo lectura. Cuando ya no se escribirá más en él.
El jugo de esta fruta está en: ¿cuándo se empieza?
1. ¿Cuando escribimos Érase una vez...?
2. ¿Cuando damos la vuelta al lápiz para que apunte amenazante al primer borrador?
3. ¿Cuando empezamos a trazar un guión, una línea temporal y una lista de personajes?
4. ¿Cuando tenemos la primera idea en mente?
Vamos a analizar con cuidado cada situación.
La 1 será, supongo, la más aceptada. Desde luego, la más fácil de delimitar. Desde que se escribe prólogo hasta que se escribe FIN.
La 2 es la menos probable, ya que lo que se c…