Ir al contenido principal

Crónicas de Gaia: Génesis, de Armando Valdemar

Hacia tiempo que no traía la reseña de un libro autopublicado. Sin embargo, de vez en cuando me topo con alguno que otro que merece un hueco especial en este apartado del blog.
Y por varias razones, Crónicas de Gaia: Génesis es uno de ellos.

Conozco a Armando Valdemar como autor desde sus inicios o, más bien, desde antes de sus inicios.
Y a pesar de estar en sus inicios y de tener aun camino por delante, desde un principio me sorprendió su forma de narrar. Quien lo lea se dará cuenta de que es un autor con la cabeza rebosante de ideas, de ideas claras. Uno de esos autores con un caldo de cultivo que se va cociendo poco a poco pero que, una vez todo está listo en la olla, fluye de una manera sorprendente. Quien sea autor sabrá de lo que hablo (por haberlo sentido en sus carnes o, como yo, por la envidia sana que produce).

Por todo lo que le he leído a Valdemar y por esta recopilación de relatos, concretamente, puedo decir que fue un autor en potencia durante mucho tiempo, con un talento latente, sin desarrollar, que comienza a aflorar. Como conocedor de la historia pone sus conocimientos al servicio de la ficción y la ficción a reinventar la historia de una forma novedosa.
En la ucronía del mundo de Gaia, es imposible tratar de encontrar un punto concreto de inflexión en el que su mundo y el nuestro se dividen y comienzan a diferenciarse. El mundo de Gaia es similar al nuestro, familiar más bien, pero totalmente distinto. En un mundo sacado del Clockpunk y del Renacimiento, juega con personajes, instituciones o civilizaciones que ya conocemos para darles una vuelta de tuerca y colocarlas en una posición diferente o, a veces, en la posición que se merecen.

En cualquier caso, hay un punto en común entre todos los relatos. Todos ellos tienen una enorme carga subjetiva. En todos podemos encontrar personajes con los que el autor se siente identificado de un modo u otro: mercenarios, desterrados del sistema... gente a contracorriente que sufre en sus carnes el precio de no formar parte del rebaño o de reírle las gracias a los ricos y poderoso.
Así, aunque en diferentes escenarios y sociedades, podemos ver a médicos, mercenarios, vampiros... todos ellos con esos puntos en común.

Crónicas de Gaia: Génesis merece la pena por presentar una ucronía, un clockpunk y un retrofuturismo frescos, nuevos y alejados de clichés que quizá podrían ser considerados pulp. Juzgue el lector.
En segundo lugar, aunque el tiempo y el trabajo de Valdemar lo dirá, también sirve de génesis, como su propio nombre indica, a un universo que todavía tiene historias que contar.
Y, en tercer lugar, si no te acaba de convencer, deberías saber que el autor lo ofrece en descarga directa gratuita. Si quieres leerlo, puedes hacerte con él pinchando aquí: http://www.bubok.es/libros/227907/Cronicas-de-Gaia-Genesis

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un hombre de verdad – Boris Polevói

Boris Polevói fue un corresponsal de guerra soviético durante la Segunda Guerra Mundial. En el prólogo a este libro dice que “vi en todas partes tal heroísmo de las gentes soviética, que ante él empalidecían las proezas de los héroes populares del pasado.” Comentarios como este o como el que cierra el prólogo: “¡Qué gran felicidad es la de ser escritor en el País del Socialismo!”; quizá echasen un poco para atrás nuestra intención de leerlo. Así fue, al menos, en mi caso. No tenía ganas de leer una historia pseudo-real envuelta en propaganda soviética. Pero al meterme en su lectura y hacer oídos sordos a esos desvaríos patrióticos del autor, me llevé una agradable sorpresa.

Un hombre de verdad fue escrito en 1950 y se basa en la historia de A. Marésiev, llamado en el libro Aléxei Merésiev (se cambiaron los nombres de los personajes), un piloto de caza soviético que Polevói conoció y entrevistó en un aeródromo de campaña en las inmediaciones de Oriol, durante el asalto nazi a esta ciuda…

Steampunk Hands Around The World IV. Multicultural Steampunk

First of all, I must say that I am from Spain, and I am in contact with Steampunk from Latin cultures in America; so, I am very interested in Spanish Steampunk and other cultures outside England. Then, it led me to other cultures and countries, such as India, Japan, South Africa…    The first things that we learn in Steampunk are steam and smog (of course), 19th century, London, Jack the Ripper, guns, armours… ok. Rule, Britannia; Britannia rule the waves and all of that; and, that is ok. But, what happened in the 19th century outside the Empire?    There is something that should not be overlooked: Verne’s books are one of the fundamental bases of Steampunk. But, let’s think about some of the most famous novels written by Verne. For example: Around the World in Eighty Days, Five Weeks in a Balloon, The Adventures of Three Englishmen and Three Russians in South Africa, Michael Strogoff, The Steam House…    Well, what do that books have in common?
   But, is the Steampunk community …

¿Cuánto se tarda en escribir una novela?

Me hizo pensar –y qué no- la retórica que transmitía Javi en su blog No me cuentes más cuentos de cuánto se tarda en escribir una novela.
Hablaba de meses, semanas o años. Por mi humilde parte, entiendo que amarramos a puerto la idea de que acabamos cuando dejamos en paz el último, último borrador y lo convertimos en el llamado “manuscrito”. O, como dice la ofimática, cuando marcamos en “Propiedades”: Sólo lectura. Cuando ya no se escribirá más en él.
El jugo de esta fruta está en: ¿cuándo se empieza?
1. ¿Cuando escribimos Érase una vez...?
2. ¿Cuando damos la vuelta al lápiz para que apunte amenazante al primer borrador?
3. ¿Cuando empezamos a trazar un guión, una línea temporal y una lista de personajes?
4. ¿Cuando tenemos la primera idea en mente?
Vamos a analizar con cuidado cada situación.
La 1 será, supongo, la más aceptada. Desde luego, la más fácil de delimitar. Desde que se escribe prólogo hasta que se escribe FIN.
La 2 es la menos probable, ya que lo que se c…