Últimos libros leídos

Nudos de cereza
Tales of the Enchanted Islands of the Atlantic
El ojo en la cerradura
The House on the Borderland
The Fault in Our Stars
La tercera cara de la luna
En las orillas del Sar
Tu nombre después de la lluvia
Estrella roja
Cada siete olas
Hielo Puro
Contra el viento del norte
Sherlock Holmes: El hombre que no existía
Sherlock holmes: Nunca jamás
The Winds of Marble Arch and Other Stories
El osito Cochambre
Alucinadas
Pétalos de papel
Thuvia, Maid of Mars
La ciudadela y la montaña,


Mis libros favoritos »

La Máquina del Juicio Final, de Raúl Montesdeoca

11:53

“La Máquina del Juicio Final” fue presentada oficialmente el 28 de Septiembre, coincidiendo con la celebración de la II EuroSteamCon, la mayor convención Steampunk de Europa. Aquel día Raúl Montesdeoca presentó además, oficialmente, a los dos agentes secretos Partick Steed y Asa Ishikawa.
En esta nueva novela los dos son enviados por el Servicio Secreto a Egipto para investigar la inquietante yihad mahdista. Y desde este punto de partida los dos tendrán que recorrer Egipto, Zanzíbar y Sudán enfrentándose a un creciente número de enemigos hasta llegar a dar con la máquina del juicio final, en un clímax esperado desde el principio de la novela.
En paralelo, además, Asa tendrá que hacer frente a un “asunto personal”, pues desde antes de su salida de Inglaterra está siendo perseguida por el mundo por el villano conocido como “El Escorpión”.

Podría enrollarme sacando moralejas o lecciones morales de la novela, exprimiéndome el seso para encontrar un mensaje; pero este no es el caso. Porque “La Máquina del Juicio Final” no es una novela de investigación sesuda ni de deducciones ingeniosas, sino de aventuras y acción; una novela de escapismo que busca, y logra, entretener al estilo de las antiguas novelas pulp. Al empezar el libro, sabía de antemano que sería así, pero no me esperaba que, por ejemplo, el capítulo primero, comenzase directamente con una persecución por un mercado chino. Esa es la seña de identidad de una aventura cargada de acción, con tintes de humor, que tiene al lector enganchado, al menos a mí, de principio a fin.
Eso sí, personalmente, sí me hubiese gustado algo más de descripción al llegar ese momento en el que al fin nos topamos con la famosa máquina del Juicio Final. Regodearse en descripciones y tomarse un tiempo para admirarla con calma.Pero la narración de Raúl cuida no bajar el listón, sino más bien, ir subiéndolo cada vez más; y no pararse demasiado en descripciones o explicaciones. Incluso ante las a veces necesarias explicaciones para ponernos en el contexto histórico de la narración, no deja que la acción decaiga y se pierda. Al final de la novela, tras la resolución del caso, aunque no voy a contar nada que no deba, sí es verdad que durante un momento me sentí algo perdido por el marco en que se salta de repente y la introducción de nuevos personajes. Sin embargo, no es difícil volver a colocarse en situación y asimilar que nos encontramos ante un final abierto, con mucha aventura  todavía en el tintero.

Por supuesto, es justo mencionar que esta no es la primera aventura de Patrick Steed y Asa Ishikawa. Quizá esta sea su mayor obra, pero algunos ya los conocemos desde hace tiempo. Yo, por ejemplo, tuve ocasión de conocerlos al leer el relato “Al Servicio de Su Majestad la Reina Victoria” hace ya casi dos años; relato que, por cierto, los editores han añadido como apéndice de regalo al final de esta obra. Para quien quiera leer más y conocerlos antes de ponerse con “La Máquina del Juicio Final” también se pueden encontrar más de la pluma de Raúl en:
y más aventuras sobre estos dos agentes en:


 Aunque se explica en el prólogo de Néstor Allende, el sello de "Crónicas Ucrónicas" que lleva la novela se refiere a que forma parte del canon de un proyecto conjunto llevado a cabo en colaboración entre varios escritores. Su objetivo es crear todo un universo en una ucronía compartida.  De hecho, aunque Néstor Allende es el creador y promotor de la idea, ha delegado precisamente en Raúl Montesdeoca para que sea el encargado de coordinar la parte Steampunk de dicho universo, comprendiendo finales del siglo XIX y principios del XX.

Quizá también te interese....

0 comentarios