Ir al contenido principal

Steam Tales: Antología Steampunk


Ayer recibí una noticia de lo más interesante.
La editorial Dlorean me había encargado escribirle un prólogo a su antología Steampunk "Steam Tales" (la tercera hecha en España) y sabía que iba a participar en ella aportando esta parte.

Sin embargo, ayer se me confirmó que, por ser colaborador habitual y ya autor de la plantilla, un relato mío terminará por entrar en la nómina de la antología.

Así pues, la antología está formada por los siguientes relatos seleccionados en el concurso:

El azul del cielo, Pedro Moscatel
El corazón púrpura, Manel Güell
Novygorod convulsa, Francesc Barrio
El abordaje, Javier Araguz e Isabel Hierro
La última voluntad de Fredrik Foxter, Angeles Mora
La venganza tiene rostro de diablo, Ana Morán
El último confín, Victor Nuñez
Las máquinas de Von Klein, Led Marlow
La caida de Rodas, Alejandro Ros
La delgada figura de un caballero, Alejandro Morales
El misterioso caso del documento robado, David Monzón
Jaque Mate, Fernando Fantin


Y para acompañar a estos doce, también formaremos parte de la antología seis de los autores Dlorean:

El moderno prometeo, Alexis Brito Delgado

El extraño caso del crimen del señor Linder, Miguel Angel Naharro
My Steampunk Army, Raúl Monntesdeoca
Segundo de Dios, Nestor Allende
El niño de engranajes y tuercas, Joaquin Sanjuan
La flor mecánica, Josué Ramos

La antología se encuentra ya en preventa desde la web de la editorial y estará en la calle, si todo va bien, a lo largo del mes de abril

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un hombre de verdad – Boris Polevói

Boris Polevói fue un corresponsal de guerra soviético durante la Segunda Guerra Mundial. En el prólogo a este libro dice que “vi en todas partes tal heroísmo de las gentes soviética, que ante él empalidecían las proezas de los héroes populares del pasado.” Comentarios como este o como el que cierra el prólogo: “¡Qué gran felicidad es la de ser escritor en el País del Socialismo!”; quizá echasen un poco para atrás nuestra intención de leerlo. Así fue, al menos, en mi caso. No tenía ganas de leer una historia pseudo-real envuelta en propaganda soviética. Pero al meterme en su lectura y hacer oídos sordos a esos desvaríos patrióticos del autor, me llevé una agradable sorpresa.

Un hombre de verdad fue escrito en 1950 y se basa en la historia de A. Marésiev, llamado en el libro Aléxei Merésiev (se cambiaron los nombres de los personajes), un piloto de caza soviético que Polevói conoció y entrevistó en un aeródromo de campaña en las inmediaciones de Oriol, durante el asalto nazi a esta ciuda…

Steampunk Hands Around The World IV. Multicultural Steampunk

First of all, I must say that I am from Spain, and I am in contact with Steampunk from Latin cultures in America; so, I am very interested in Spanish Steampunk and other cultures outside England. Then, it led me to other cultures and countries, such as India, Japan, South Africa…    The first things that we learn in Steampunk are steam and smog (of course), 19th century, London, Jack the Ripper, guns, armours… ok. Rule, Britannia; Britannia rule the waves and all of that; and, that is ok. But, what happened in the 19th century outside the Empire?    There is something that should not be overlooked: Verne’s books are one of the fundamental bases of Steampunk. But, let’s think about some of the most famous novels written by Verne. For example: Around the World in Eighty Days, Five Weeks in a Balloon, The Adventures of Three Englishmen and Three Russians in South Africa, Michael Strogoff, The Steam House…    Well, what do that books have in common?
   But, is the Steampunk community …

¿Cuánto se tarda en escribir una novela?

Me hizo pensar –y qué no- la retórica que transmitía Javi en su blog No me cuentes más cuentos de cuánto se tarda en escribir una novela.
Hablaba de meses, semanas o años. Por mi humilde parte, entiendo que amarramos a puerto la idea de que acabamos cuando dejamos en paz el último, último borrador y lo convertimos en el llamado “manuscrito”. O, como dice la ofimática, cuando marcamos en “Propiedades”: Sólo lectura. Cuando ya no se escribirá más en él.
El jugo de esta fruta está en: ¿cuándo se empieza?
1. ¿Cuando escribimos Érase una vez...?
2. ¿Cuando damos la vuelta al lápiz para que apunte amenazante al primer borrador?
3. ¿Cuando empezamos a trazar un guión, una línea temporal y una lista de personajes?
4. ¿Cuando tenemos la primera idea en mente?
Vamos a analizar con cuidado cada situación.
La 1 será, supongo, la más aceptada. Desde luego, la más fácil de delimitar. Desde que se escribe prólogo hasta que se escribe FIN.
La 2 es la menos probable, ya que lo que se c…