viernes, 21 de diciembre de 2012

De granos de arena y rocas inamovibles


   Hace unos días un gran amigo entrevistó a un gran amigo respecto a su activa participación como Steampunk en el movimiento. Me refiero a la entrevista que Marcus Rauchfuss aka Traveler le hizo a Kevin Steil aka Airship Ambassador.
   Toda la entrevista me pareció de lo más interesante, pero uno de los puntos que más llamó mi atención viene dado en los últimos comentarios de Kevin, los que hace para cerrar la entrevista. Ahí dice que los Steampunks son conocidos por todo el mundo, en general, por ser amables y educados. Claro, no podemos esperar que todo el mundo sea así, ya que cada uno tiene su personalidad, venimos de muy diferentes antecedentes y todos tenemos visiones muy diferentes del mundo y de la vida. No todos esperamos lo mismo del mundo Steampunk y no todos vamos a lograr llevarnos bien con todos. Eso es otra historia…

   Pero Kevin hace hincapié en lo importante que es que apoyemos la comunidad desde dentro en lo que podamos (qué curioso es el parecido del inglés “support” con el español “soportar”).
   ¿Y cómo podemos hacerlo individualmente? Hace unos día leí varias entradas de blog relacionados con literatura de ficción en las que se daban sugerencias sobre “cómo apadrinar o apoyar a un autor de ficción”. Como este blog se centra más que nada en literatura, me parece que las sugerencias que contienen son muy útiles para la literatura Steampunk también. Se pueden leer en:
http://desdelanieve.blogspot.com.es/2012/12/apadrina-un-escritor.html
http://elmundodegissel.blogspot.com.es/2012/11/como-apoyar-tu-escritor-favorito.html
   
   En cuanto a la escena Steampunk y su movimiento, lo lógico sería leer, compartir, comentar y participar. No tienes por qué gastar dinero ni mucho tiempo en compartir un comentario en una red social sobre lo mucho que te haya gustado, por ejemplo, un libro. No supone mucho esfuerzo para un lector, pero es un gran apoyo —más de lo que parece— para un escritor. Apoya a los autores, artistas, creadores, fotógrafos, dibujantes. Añade Kevin que si no seguimos haciendo esto ellos no podrán seguir manteniendo la comunidad tal como lo han hecho hasta ahora. Porque, por ejemplo, ¿para qué seguir haciendo convenciones si la gente ni siquiera las apoya o se muestra interesada en que sigan adelante?

   Y, si te parece que gente como Kevin o Marcus o algún otro Steampunk de los más activos no hace suficiente, ten en cuenta que, como el propio Marcus dijo no hace mucho en su podcast: “we can’t be everywhere”. No podemos estar en todas partes. El Steampunk es muchas veces un segundo trabajo no remunerado en el que nos dejamos la piel por simple placer, por hobby o como escapismo, perdiendo dinero muchas veces.
   Y con un poco de apoyo de todos aunado a los titánicos esfuerzos de unos pocos todo sería mucho más fácil. Igual que una playa no se puede disfrutar con tres o cuatro enormes rocas, sino con millones de pequeños granitos de arena.
   Lo ideal, eso sí, sería que cada uno se preocupase más por colocar su granito en lugar de decir a los demás qué hacer con los suyos.

No hay comentarios: