Ir al contenido principal

El planeta de los simios, de Pierre Boulle


Esta semana me he tomado un descanso de las lecturas que tengo pendientes para hacerle un hueco a una obra de ciencia ficción ligera a la que le tenía ganas desde hacía tiempo. Se trata de El Planeta de los Simios, de Pierre Boulle.
Por si alguien no conoce la obra, presenta a tres astronautas que aterrizan en un planeta lejano, del sistema Betelgeuse, en un futuro no muy lejano. El planeta es muy parecido a nuestra Tierra con la salvedad de que en él los humanos y los simios se han, básicamente, intercambiado los papeles. Así, los humanos son seres salvajes que ni usan herramientas, ni usan ropa ni saben siquiera hablar mientras que los simios dominan el planeta y viven en una civilización tan desarrollada como lo es la nuestra hoy día, con exploración espacial incluida.
Ulises Mérou, uno de los tres astronautas, tratará de descubrir cómo es posible que ese mundo sea tan distinto al nuestro al tiempo que intenta demostrar que los humanos no son tan inferiores a los simios como estos creen, mientras trata de hacerse un hueco en tan extraña civilización, sea como salvador de la humanidad o como su último representante racional.

Habiendo sido escrita esta novela en 1963 y tras tantas adaptaciones cinematográficas entre ella y yo, es imposible abordar su lectura sin ver pasar por la mente escenas protagonizadas por Charlton Heston o dirigidas por Tim Burton. Pero es grato saber que la narración de Boulle va más allá en sus reflexiones que las adaptaciones cinematográficas. Y es grato porque al ver las películas no puedo evitar pensar que este es un tema que da para mucho más, para mucha más reflexión de lo que permite el cine.
La novela se parece más a la ciencia ficción con reflexión moral de las que se escribían antes, centrada más en el diálogo y en cómo observa el mundo tratando de aprender de él, en primera persona, el protagonista humano que en la simple acción y la lucha por huir de la opresión.
La novela, en definitiva, hace razonar más a quien se acerca a ella de lo que lo hace el cine, haciéndole pensar en varios temas (desde el racismo a la crueldad con los animales), mientras lo va arrastrado al trágico final esperado.
Sin embargo, aún sin caer en el spoiler, he de decir que aunque el libro tiene un golpe de efecto final característico de la saga, tal como las películas, en este es bastante diferente y, al menos en mi caso, más impactante.
Es una novela que, gusten o no las adaptaciones de cine, es digna de ser leída como obra aparte, como si de una primera aproximación se tratase.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un hombre de verdad – Boris Polevói

Boris Polevói fue un corresponsal de guerra soviético durante la Segunda Guerra Mundial. En el prólogo a este libro dice que “vi en todas partes tal heroísmo de las gentes soviética, que ante él empalidecían las proezas de los héroes populares del pasado.” Comentarios como este o como el que cierra el prólogo: “¡Qué gran felicidad es la de ser escritor en el País del Socialismo!”; quizá echasen un poco para atrás nuestra intención de leerlo. Así fue, al menos, en mi caso. No tenía ganas de leer una historia pseudo-real envuelta en propaganda soviética. Pero al meterme en su lectura y hacer oídos sordos a esos desvaríos patrióticos del autor, me llevé una agradable sorpresa.

Un hombre de verdad fue escrito en 1950 y se basa en la historia de A. Marésiev, llamado en el libro Aléxei Merésiev (se cambiaron los nombres de los personajes), un piloto de caza soviético que Polevói conoció y entrevistó en un aeródromo de campaña en las inmediaciones de Oriol, durante el asalto nazi a esta ciuda…

Steampunk Hands Around The World IV. Multicultural Steampunk

First of all, I must say that I am from Spain, and I am in contact with Steampunk from Latin cultures in America; so, I am very interested in Spanish Steampunk and other cultures outside England. Then, it led me to other cultures and countries, such as India, Japan, South Africa…    The first things that we learn in Steampunk are steam and smog (of course), 19th century, London, Jack the Ripper, guns, armours… ok. Rule, Britannia; Britannia rule the waves and all of that; and, that is ok. But, what happened in the 19th century outside the Empire?    There is something that should not be overlooked: Verne’s books are one of the fundamental bases of Steampunk. But, let’s think about some of the most famous novels written by Verne. For example: Around the World in Eighty Days, Five Weeks in a Balloon, The Adventures of Three Englishmen and Three Russians in South Africa, Michael Strogoff, The Steam House…    Well, what do that books have in common?
   But, is the Steampunk community …

¿Cuánto se tarda en escribir una novela?

Me hizo pensar –y qué no- la retórica que transmitía Javi en su blog No me cuentes más cuentos de cuánto se tarda en escribir una novela.
Hablaba de meses, semanas o años. Por mi humilde parte, entiendo que amarramos a puerto la idea de que acabamos cuando dejamos en paz el último, último borrador y lo convertimos en el llamado “manuscrito”. O, como dice la ofimática, cuando marcamos en “Propiedades”: Sólo lectura. Cuando ya no se escribirá más en él.
El jugo de esta fruta está en: ¿cuándo se empieza?
1. ¿Cuando escribimos Érase una vez...?
2. ¿Cuando damos la vuelta al lápiz para que apunte amenazante al primer borrador?
3. ¿Cuando empezamos a trazar un guión, una línea temporal y una lista de personajes?
4. ¿Cuando tenemos la primera idea en mente?
Vamos a analizar con cuidado cada situación.
La 1 será, supongo, la más aceptada. Desde luego, la más fácil de delimitar. Desde que se escribe prólogo hasta que se escribe FIN.
La 2 es la menos probable, ya que lo que se c…