lunes, 7 de mayo de 2012

¿Acaso no matan a los caballos?, de Horace McCoy


Es esta una pregunta que como título de libro, leída así fuera de contexto, pudiera resultar extraña.
Sin embargo, no es difícil darse cuenta de cuál es la intención del autor al hacer la pregunta.

Buscando un libro de novela negra (que finalmente no encontré…), me encontré con esta otra novela que he de reconocer que no conocía (y que fue llevada al cine en 1969 por S. Pollack con el título para España de Danzad, danzad, malditos).
La obra narra de un modo totalmente sincero y sin tapujos la vida de gran parte de la población de Estados Unidos durante la crisis que comenzó en el año1929. Los felices 20’s habían pasado, el futuro a largo plazo no existía y el futuro inmediato no auguraba nada bueno para mucha gente.
La historia se centra entonces en un par de personajes fracasados, sin ningún tipo de esperanza para el futuro, más que soñar lejanamente con salir de la cloaca en la que la vida los ha metido y llegar a formar parte del mundo del cine. Ella, Gloria, como actriz; y él, Robert, como director.
Así, ambos sin ningún tipo de ocupación, y ella harta y cansada de la vida, totalmente desganada de todo, se apuntan a un maratón de baile en el que la pareja ganadora se llevará un premio de unos miles de dólares.
Y casi toda la novela se centra en los extraños, deprimentes y tristes sucesos que tienen lugar entre las parejas participantes durante esta extraña competición que se extenderá ininterrumpidamente a lo largo de más de un mes, eliminando parejas por eliminación o por desgaste hasta que solo reste una.
En ella, veremos pasar a todo tipo de curiosos personajes marcados por la deprimente época en la que les ha tocado vivir, pero sin perder de vista en ningún momento a Robert y Gloria; a la tan extraña como distante relación que ambos mantienen, mientras Gloria nos va trazando más o menos sus ideas ante la vida y ante el futuro que espera tener, haciéndonos entender según avanzamos en su historia, la frase que el autor escogió de título para el libro ¿Acaso no matan a los caballos?

No hay comentarios: