Últimos libros leídos

Nudos de cereza
Tales of the Enchanted Islands of the Atlantic
El ojo en la cerradura
The House on the Borderland
The Fault in Our Stars
La tercera cara de la luna
En las orillas del Sar
Tu nombre después de la lluvia
Estrella roja
Cada siete olas
Hielo Puro
Contra el viento del norte
Sherlock Holmes: El hombre que no existía
Sherlock holmes: Nunca jamás
The Winds of Marble Arch and Other Stories
El osito Cochambre
Alucinadas
Pétalos de papel
Thuvia, Maid of Mars
La ciudadela y la montaña,


Mis libros favoritos »

Y pese a todo…, de Juan de Dios Garduño

17:21


No tengo el honor de conocer personalmente a Juan de Dios Garduño, pero le llevo siguiendo más o menos la pista desde que publicó Y pese a todo… con la línea Z de la Editorial Dolmen.
Fue un libro que me llamó la atención desde un principio, no sé por qué, y del que vi en su día la presentación oficial (aunque en diferido) en la que también participó mi englishmen friend J.E.Álamo, amigo de Garduño. Allí se llamó la atención sobre varios aspectos del libro que me convencieron para acabar haciéndome con él y que pude comprobar por mí mismo y corroborar ahora que son ciertos.
En primer lugar, Y pese a todo… no es un libro de zombis normal. De hecho, la ilustración que se eligió para su portada no le hace justicia a lo que se va a encontrar en las páginas que representa porque esta es sobre todo una historia de amistad, de confianza, de lealtades, de traición, de perdón, de redención. Es una novela mucho más profunda que el simple traumatismo craneal del que presume el zombi de la portada.
En la sinopsis nos sacamos de encima la historia apocalíptica que da paso a la novela, una III Guerra Mundial provocada por las alianzas que se desencadenan entre naciones cuando Obama y USA le declaran la guerra a Irán; dando paso libre a la situación postapocalíptica a la que deben enfrentarse los tres… o, más bien, cuatro únicos supervivientes de Bangor (Maine): Peter, su pequeña hija Ketty y su odiado vecino Patrick, que vive con su perro Doggy.
Sin embargo, a lo largo de la novela  no dejaremos de ahondar en las causa que llevaron a la Humanidad a dejarse arrastrar a una situación tan crítica al tiempo que vamos conociendo al pasado de Peter y Patrick, para comprender cómo llegaron ambos a encontrarse en una amistad tan postapocalíptica que —a pesar de hallarse al borde del fin del mundo— ni siquiera se echen una mano o se dirijan la palabra. Y mientras tanto, por supuesto, iremos viendo cómo se desarrollan los acontecimientos entre ellos, entendiendo su situación cada vez más y esperando el desenlace final del conjunto.

Es una novela interesante, en la que los protagonistas caen bien casi desde un principio (a mi gusto, sobre todo el odiado Patrick), y saltando frecuentemente del presente a distintos momentos del pasado para permitirnos ver poco a poco todo el cuadro; en el que Garduño va trazando pinceladas con calma, sin prisas, pero sin dejar en ningún momento de hacer una narración fluida y fácil de llevar. Un conjunto que, una vez conocido, nos hace entender la delicada situación y prepararnos para el final. Un final de lo más interesante, digno de la historia que previamente se nos cuenta, en el que pese a todo...

Menciones especiales merecen las alusiones a la ciudad de Stephen King, Bangor, a la propia mención del autor en la historia, los evidentes guiños a libros y películas Z y, además, el curioso prólogo del siempre trastornado y desequilibrado David Jasso, que aprovecha para dejar caer un relato como quien no quiere la cosa.
Además, por qué no decir que según he leído ya hace unos meses, esta novela será llevada al cine bajo el título, si no se me cruzaron los cables y me entero mal, de Welcome to Harmony.
Así, yo diría que no es esta solo una historia para los amantes de la literatura Z, sino también para todo amante de la buena literatura. No es una historia de muertos, sino de vivos. Muy recomendable.

Quizá también te interese....

0 comentarios