Ir al contenido principal

El encuentro, de Ángel Sucasas Fernández

Hace poco echó a andar una nueva editorial: NGC Ficción. El caso es que no es una editorial muy prolífica, pero no se le puede negar que lo que hace lo hace muy bien, pues su catálogo es una magnífica lista, envidiable por cualquier biblioteca.
La cosa es que hacía tiempo que “buscaba una excusa” para lanzarme a ese catálogo y he de decir que ya la tengo. Haber contactado con uno de sus autores para colaborar en otro proyecto me llevó a volver a entrar en NGC Ficción para hacerme al fin con El encuentro, de Ángel Sucasas Fernández.
Puede que parta con algo de parcialidad por el hecho de haber conocido a Ángel justo antes de leer el libro y por el hecho de que sea paisanejo (gallego y viviendo en mi ciudad actualmente), pero no voy por ello a dejar pasar mi impresión sobre su obra.

El libro comienza con una presentación en la que Ángel insinúa por dónde va a tirar su historia. Menciona dos películas que le marcaron y le influyeron a la hora de escribirla. Además, creo que esta es la explicación de que la narración sea tan cinematográfica de principio a fin.
Una vez dentro, nos lanza a un principio brutal, con un planteamiento tan duro que no nos permite tiempo de acomodarnos. Algo que la misma contraportada advertía:




Mel va a morir. Y Dean no puede soportarlo. Así que hunde el pie en el
acelerador y cierra los ojos, decidido a acabar con el sufrimiento de ver cómo
se apaga, día a día, la persona a quien más ama.

Tal es el principio que llevará a Dean a ese… encuentro que promete el título y a la posterior historia de ciencia ficción que nos mostrará hasta dónde es capaz de llegar por Mel.
Ojalá pudiese extenderme sobre el argumento, pero me temo que la novela no permite más. No deja un momento de descanso en su desarrollo al contar la historia de Dean. Quizá eso hace que, al principio, sea difícil seguirle el ritmo y no perderse tanto en la curiosa forma de narrar de Ángel, plagada de metáforas (no hay párrafo sin una), como en los flashbacks que regresan al pasado de Dean.
Así que, para no meterme en la historia y yendo directo al final, diré que este me emocionó bastante. Quizá el hecho de haberse visto en una situación similar a la de Dean, con alguien de la familia en esa misma situación, ayude al lector a empatizar y sentir mejor la historia, supongo. El caso es que el esperanzado y positivo final me hizo cerrar la contraportada con un muy buen sabor de boca y con ganas de releerlo en cuanto pueda. Algo que últimamente solo me pasa con autores nuevos y desconocidos.

De los últimos libros que he leído, si he de hacer tanteo para comparar los libros que me gustaron, encantaron o emocionaron con los que me decepcionaron o no fui capaz de terminar; he de decir que los autores noveles ganan por goleada a los consagrados o los recomendados por críticas internacionales. No hay más que mirar la lista de reseñas que preceden a esta.
Una vez más, como conclusión, apostar por autores nuevos es apostar seguro.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un hombre de verdad – Boris Polevói

Boris Polevói fue un corresponsal de guerra soviético durante la Segunda Guerra Mundial. En el prólogo a este libro dice que “vi en todas partes tal heroísmo de las gentes soviética, que ante él empalidecían las proezas de los héroes populares del pasado.” Comentarios como este o como el que cierra el prólogo: “¡Qué gran felicidad es la de ser escritor en el País del Socialismo!”; quizá echasen un poco para atrás nuestra intención de leerlo. Así fue, al menos, en mi caso. No tenía ganas de leer una historia pseudo-real envuelta en propaganda soviética. Pero al meterme en su lectura y hacer oídos sordos a esos desvaríos patrióticos del autor, me llevé una agradable sorpresa.

Un hombre de verdad fue escrito en 1950 y se basa en la historia de A. Marésiev, llamado en el libro Aléxei Merésiev (se cambiaron los nombres de los personajes), un piloto de caza soviético que Polevói conoció y entrevistó en un aeródromo de campaña en las inmediaciones de Oriol, durante el asalto nazi a esta ciuda…

Steampunk Hands Around The World IV. Multicultural Steampunk

First of all, I must say that I am from Spain, and I am in contact with Steampunk from Latin cultures in America; so, I am very interested in Spanish Steampunk and other cultures outside England. Then, it led me to other cultures and countries, such as India, Japan, South Africa…    The first things that we learn in Steampunk are steam and smog (of course), 19th century, London, Jack the Ripper, guns, armours… ok. Rule, Britannia; Britannia rule the waves and all of that; and, that is ok. But, what happened in the 19th century outside the Empire?    There is something that should not be overlooked: Verne’s books are one of the fundamental bases of Steampunk. But, let’s think about some of the most famous novels written by Verne. For example: Around the World in Eighty Days, Five Weeks in a Balloon, The Adventures of Three Englishmen and Three Russians in South Africa, Michael Strogoff, The Steam House…    Well, what do that books have in common?
   But, is the Steampunk community …

¿Cuánto se tarda en escribir una novela?

Me hizo pensar –y qué no- la retórica que transmitía Javi en su blog No me cuentes más cuentos de cuánto se tarda en escribir una novela.
Hablaba de meses, semanas o años. Por mi humilde parte, entiendo que amarramos a puerto la idea de que acabamos cuando dejamos en paz el último, último borrador y lo convertimos en el llamado “manuscrito”. O, como dice la ofimática, cuando marcamos en “Propiedades”: Sólo lectura. Cuando ya no se escribirá más en él.
El jugo de esta fruta está en: ¿cuándo se empieza?
1. ¿Cuando escribimos Érase una vez...?
2. ¿Cuando damos la vuelta al lápiz para que apunte amenazante al primer borrador?
3. ¿Cuando empezamos a trazar un guión, una línea temporal y una lista de personajes?
4. ¿Cuando tenemos la primera idea en mente?
Vamos a analizar con cuidado cada situación.
La 1 será, supongo, la más aceptada. Desde luego, la más fácil de delimitar. Desde que se escribe prólogo hasta que se escribe FIN.
La 2 es la menos probable, ya que lo que se c…