Ir al contenido principal

Bon appétit, de David Pinillos

No acostumbro a escribir entradas sobre películas, ya que no se me dan tan bien para hacer críticas como los libros.
Y mucho menos, películas que nada tienen que ver con ciencia ficción o fantasía. De hecho, creo que todavía no había reseñado ninguna película que estuviese totalmente off-topic.
Sin embargo, no puedo evitar dejar constancia de esta joyita que estaba ahí apartada, desde el año pasado, y que nunca se había cruzado en mi camino. Se trata de Bon appétit, de David Pinillos.
Antes de verla, me echaba un poco para atrás el hecho de que pudiese tratarse de la típica peliculilla de ver, reír y levantarse y a otra cosa. Pero escuché en la radio una crítica sobre ella diciendo que era tan buena, y tan diferente, y tan premiada…, y acompañada de fragmentos de diálogo que me llamaban tanto la atención que decidí que esa película me iba a gustar cuando la viese.
Así que, ahora, en lugar de gustarme; puedo decir que me tiene totalmente pillado. No tanto por la historia en sí, sino por los diálogos —entre Unax Ugalde y Nora Tschirner—, lo que no se dice, el mensaje que transmite y, por supuesto, las ciudades que recorre, la banda sonora que la adereza y esa genial receta de emergencia de espaguetis.

Bon appétit se basa en la nueva vida de un cocinero vasco, Daniel (Unax Ugalde), desde que entra a trabajar en un restaurante de lujo en Zurich (Suiza). Allí, hace amistad muy pronto con sus compañeros de trabajo, y la vida empieza a avanzar por un camino que Daniel no había trazado.
No quiero contar más. Solo diré que Bon appétit se sigue saboreando incluso después de que se termina, como los buenos vinos, con un mensaje muy claro y, al tiempo profundo: la vida da muchas vueltas y no siempre va por donde la hemos trazado. Pero, si esos nuevos caminos nos hacen sentir bien, ¿por qué no cogerlos, aunque no sean los que nosotros nos habíamos trazado? Es una historia de personajes, de personajes que parecen estar donde quieren estar, pero que tendrán que buscar su camino y su sitio en la vida aunque no sean lo que hubiesen imaginado. Porque hay trenes que solo pasan una vez en la vida y, si no los coges, los pierdes para siempre…

Pero, aparte de la historia, hay algo más, muy especial, siempre presenta a lo largo de la narración.
Primero, las localizaciones. No es una película ambientada en los lugares de siempre. New York, Madrid, Roma, Venecia, el topicazo de París… Cualquiera de estas ciudades, aunque geniales, habrían estropeado este menú.
En lugar de eso, la historia se desarrolla entre Zurich (Suiza), Munich (Alemania) y, por supuesto, Bilbao (España).
Y, segundo, la música. La música acompaña a los personajes y se adapta perfectamente a los sentimientos que pretende transmitir, como el clima lo hace en las tres ciudades antes mencionadas.
Se pueden escuchar las canciones incluidas en el Spotify de la película, pero a destacar son los temas a los que se da más protagonismo: los temas de Sigur Ros, una banda islandesa a la que tengo que conocer mejor a partir de ahora; y alucinante y genial tema Strange things will happen, de The Radio Dep.








Me parece una excelente recomendación para el verano.
Si te gusta, me parece genial.
Y si no, pues, Bon appétit.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un hombre de verdad – Boris Polevói

Boris Polevói fue un corresponsal de guerra soviético durante la Segunda Guerra Mundial. En el prólogo a este libro dice que “vi en todas partes tal heroísmo de las gentes soviética, que ante él empalidecían las proezas de los héroes populares del pasado.” Comentarios como este o como el que cierra el prólogo: “¡Qué gran felicidad es la de ser escritor en el País del Socialismo!”; quizá echasen un poco para atrás nuestra intención de leerlo. Así fue, al menos, en mi caso. No tenía ganas de leer una historia pseudo-real envuelta en propaganda soviética. Pero al meterme en su lectura y hacer oídos sordos a esos desvaríos patrióticos del autor, me llevé una agradable sorpresa.

Un hombre de verdad fue escrito en 1950 y se basa en la historia de A. Marésiev, llamado en el libro Aléxei Merésiev (se cambiaron los nombres de los personajes), un piloto de caza soviético que Polevói conoció y entrevistó en un aeródromo de campaña en las inmediaciones de Oriol, durante el asalto nazi a esta ciuda…

Steampunk Hands Around The World IV. Multicultural Steampunk

First of all, I must say that I am from Spain, and I am in contact with Steampunk from Latin cultures in America; so, I am very interested in Spanish Steampunk and other cultures outside England. Then, it led me to other cultures and countries, such as India, Japan, South Africa…    The first things that we learn in Steampunk are steam and smog (of course), 19th century, London, Jack the Ripper, guns, armours… ok. Rule, Britannia; Britannia rule the waves and all of that; and, that is ok. But, what happened in the 19th century outside the Empire?    There is something that should not be overlooked: Verne’s books are one of the fundamental bases of Steampunk. But, let’s think about some of the most famous novels written by Verne. For example: Around the World in Eighty Days, Five Weeks in a Balloon, The Adventures of Three Englishmen and Three Russians in South Africa, Michael Strogoff, The Steam House…    Well, what do that books have in common?
   But, is the Steampunk community …

¿Cuánto se tarda en escribir una novela?

Me hizo pensar –y qué no- la retórica que transmitía Javi en su blog No me cuentes más cuentos de cuánto se tarda en escribir una novela.
Hablaba de meses, semanas o años. Por mi humilde parte, entiendo que amarramos a puerto la idea de que acabamos cuando dejamos en paz el último, último borrador y lo convertimos en el llamado “manuscrito”. O, como dice la ofimática, cuando marcamos en “Propiedades”: Sólo lectura. Cuando ya no se escribirá más en él.
El jugo de esta fruta está en: ¿cuándo se empieza?
1. ¿Cuando escribimos Érase una vez...?
2. ¿Cuando damos la vuelta al lápiz para que apunte amenazante al primer borrador?
3. ¿Cuando empezamos a trazar un guión, una línea temporal y una lista de personajes?
4. ¿Cuando tenemos la primera idea en mente?
Vamos a analizar con cuidado cada situación.
La 1 será, supongo, la más aceptada. Desde luego, la más fácil de delimitar. Desde que se escribe prólogo hasta que se escribe FIN.
La 2 es la menos probable, ya que lo que se c…