Últimos libros leídos

Nudos de cereza
Tales of the Enchanted Islands of the Atlantic
El ojo en la cerradura
The House on the Borderland
The Fault in Our Stars
La tercera cara de la luna
En las orillas del Sar
Tu nombre después de la lluvia
Estrella roja
Cada siete olas
Hielo Puro
Contra el viento del norte
Sherlock Holmes: El hombre que no existía
Sherlock holmes: Nunca jamás
The Winds of Marble Arch and Other Stories
El osito Cochambre
Alucinadas
Pétalos de papel
Thuvia, Maid of Mars
La ciudadela y la montaña,


Mis libros favoritos »

Balas de plata, de David Wellington

12:53

He aquí la reseña del último de los libros que cordialmente me hizo llegar Castillos en el Aire. Creo que ya va a hacer dos meses desde que lo terminé pero, entre unas cosas y otras, y el desfase horario del veraneitor, se me quedó en el tintero.
Ahí va, pues, el primer número de Balas de plata (Una historia de hombres lobo), de David Wellington (editorial Timunmas).

Dice la contraportada que Wellington nos cuenta la historia de una joven, Cheyenne Clark, que se pierde en un desolado bosque del Círculo Polar Ártico, haciendo deportes de aventura. En un radio de 8.000 kilómetros no hay nadie, y ella no tiene mapa ni provisiones. Pero un ataque de lobo le hará ver que estar sola y sin comida ni orientación en medio del frío no es lo peor que le espera…
Esa es, más o menos, la premisa de salida, la premisa que me echaba un poco para atrás. La contraportada me recordaba un poco a Whiteout. Y la portada, horror, a Crepúsculo.
Terrores infundados, ya que la novela pronto toma un camino interesante, cuando Chey es rescatada por dos solitarios que no viven lejos de donde ella se ha perdido. Juega con la premisa de convertirse en lobo cada vez que sale la luna, en un lugar desolado, sin vida humana y en el que, hay que tenerlo en cuenta, los horarios de la luna son muy diferentes a los del resto del globo. Se puede pasar mucho, mucho, tiempo de paseo por el cielo…
Sin embargo, la historia pega una vuelta de tuerca interesante cuando nos remontamos atrás en el tiempo en la vida de Chey y de sus rescatadores, y vamos comprendiendo poco a poco sus vidas; y el motivo de que vivan perdidos tan lejos de todo. Y otra cuando comienza una cacería que llevará a Chey al borde del abismo…
Conclusión. Primero, que no es la típica historia de hombres lobo. Y, segundo, que aunque a veces se me hizo pesado y difícil de seguir, al final lo único que sé es que la serie Balas de plata continúa en una segunda parte titulada Luna de plata, de la que solo tengo en mi poder un avance de unas 40 páginas que la editorial ofrece en su web. Necesito hacerme con ese libro. Tengo que saber cómo acaba todo… Eso es lo malo.

David Wellington. ¿De qué te suena? De los zombies, claro. Si los hombres lobo son su historia “de plata”, podemos decir que los zombies hicieron su trilogía de oro. Porque se hizo superventas y mundialmente famoso con Zombie Island, Zombie Nation y Zombie Planet. De hecho, esta trilogía es la primera responsable de este fenómeno zombie que estamos viviendo. (Que alguien me corrija si estoy equivocado…)
Es, ahora mismo, una eminencia en el terror actual, dedicándose a coger imágenes ya conocidas para darles su propio estilo, un estilo muy personal, como hace en Balas de plata con los hombres lobo.

Quizá también te interese....

0 comentarios