martes, 14 de junio de 2011

Entrevista con... David Jasso

INFORME PRELIMINAR Nº528491
INTERROGA: JOSUÉ RAMOS
PACIENTE: DAVID JASSO
MOTIVO DE INGRESO: ABISMOS, Antología de relato (AJEC Ed.)
DIAGNÓSTICO: ESCRITOR DE TERROR


Antes de comenzar, y después de leer la presentación que el libro hace de usted, ¿quién narices es David Jasso?
Me dicen que todavía tengo esperanza, que no me desanime, que siga participando en la terapia, que si soy capaz de romper mi mutismo y refrenar mis impulsos violentos puedo volver a llevar una vida normal, que, sobre todo, no deje de tomar mi medicación. No les creo, no les hago caso, me han recluido aquí para acabar conmigo, me quieren hacer creer que soy un pobre hombre, un don nadie. Pero yo he conocido la fama, el éxito, el triunfo, mis novelas han sido grandes best-sellers, las editoriales se pegaban por mis contratos, las lectoras me proponían citas… He tenido todo, y ahora me lo han arrebatado, me han recluido aquí acusándome de crímenes que no he cometido, dicen que las calles de mi ciudad no están tomadas, que no hay sombras que se mueven. Quieren hundirme en la locura, pero yo no estoy loco, los dementes son ellos. Todos los demás, excepto yo.

¿Y qué hay de cierto en esa presentación y en el incendiario prólogo de Daniel Lonces?
Daniel Lonces es un impresentable y no me extrañaría que él estuviera detrás de mi internamiento y de las calles tomadas. Es un ser abyecto y despreciable que busca mi ruina. Él era el escritor de terror más famoso de España (La mente del muerto, de la Editorial Martín Piedra, fue su mayor éxito), hasta que llegué yo y le arrebaté el puesto. Pero lo que nunca me ha perdonado es que yo triunfara narrando en primera persona sucesos que a él le ocurrieron en la realidad. Eso fue lo que pasó con La silla (Ed. Equipo Sirius), la novela que me encumbró. Daniel siempre me ha acusado de pretender confundir a los lectores, de ser un imitador de su estilo, de buscar el equívoco e intentar triunfar a rebufo de sus obras. Al principio de todo, yo le admiraba y solo quería homenajearle. De ahí que mi antología Abismos se titule igual que su primer libro de relatos. Ahora me arrepiento.
Yo no he buscado nada de esto, pero los demás pretenden ocultarme al mundo. Daniel Lonces y la pandilla de loqueros a los que ha pagado quieren que pase desapercibido, se trata de un maquiavélico complot. Por dios, todos sabemos lo que ocurre en nuestras ciudades, cómo Ellos se apoderan de todo, yo solo me enfrenté a la amenaza. En realidad querrían matarme, pero no se atreven a hacerlo porque saben que mi espíritu regresaría de la tumba y se vengaría. Por eso me recluyen en esta celda acolchada, por eso me drogan y por eso difunden mentiras sobre mí. La idea de todo esto surgió de ellos. Yo solo soy una víctima.

Bien, ¿y cómo reacciona la gente al conocerle en persona después de haber leído este tipo de cosas de usted? ¿Acumula usted muchas órdenes de alejamiento sobre su persona?
Yo soy un ser encantador, un dechado de virtudes y amabilidad. Yo no he matado a nadie, no eran personas, eran Ellos, habían tomado mi propio edificio. Los que me conocen bien (y han sobrevivido a la matanza) pueden asegurarlo. Pero ahora me veo solo, abandonado y hundido en la miseria. Por eso quiero vengarme, por eso a veces grito en la noche que mataré a todo el mundo, que si pudiera destruiría este planeta entero. Pero en realidad soy una buena persona. Todo el mundo piensa eso de vez en cuando ¿no?

Sobre el libro, ¿hay algo de verdad en esas historias, hay algo de verdad en las palabras finales que afirman, por ejemplo, que El Huevo es casi totalmente cierto?
El Huevo es un relato verídico casi en su totalidad, no es un relato de género fantástico, es absolutamente realista y cierto. Y lo digo completamente en serio. Aunque no sé si debería confesar algo así porque los doctores pueden utilizarlo para agravar mi diagnóstico. Todos llevamos un pequeño sádico en nuestro interior, solo nos tienen que proporcionar las condiciones adecuadas para que lo dejemos salir. A mí se me escapa prontito, lo admito. Pero, precisamente por eso, me divierto más que la mayoría de la gente.

No he podido evitar fijarme en que las historias parecen enlazarse unas con otras de un modo u otro, ¿por qué? ¿De dónde surgió la idea de hacerlo así?
Vivimos en un continuum espacio-temporal, todo está relacionado. Además yo escribo sobre cosas cercanas, que me rodean, así que es normal que muchas referencias se crucen y que en cada historia aparezcan pequeñas interrelaciones con las demás. Todo es la ley de causa-efecto. Yo te mato tú gritas, alguien te oye y tengo que matarle también. Dos asesinatos, el final a dos historias diferentes, pero un grito como nexo. No sé si me explico. Ah, esto es solo un ejemplo, no una amenaza.

¿Qué neurona no funciona bien en la mente del señor Jasso? ¿De dónde saca gérmenes tan abismales para crear sus historias?
Esta pregunta me parece ofensiva y prefiero obviarla.
Insisto, mis historias las sacos de la realidad, de mis vivencias diarias, de mis pensamientos en los momentos de paz y relax, de lo que conozco.

¿Y cómo las desarrolla? ¿Cómo se logra que avancen de un modo tan alucinante? ¿Están meditadas y planificadas totalmente desde un principio, o deja que algunas situaciones vayan surgiendo?
Yo no desarrollo las historias, son ellas las que me poseen. En mi mente solo hay un chispazo, el concepto, por ejemplo, de un tubo en el que algo entra pero no sale, entonces me pongo a escribir, sin saber lo que va a pasar, ni cómo va a acabar, ni siquiera sé quiénes serán los protagonistas. Y las historias fluyen con fuerza y claridad. Unas más rotundas que otras. Hasta llegar al final que merecen y que ni yo podía imaginar cuando empecé a escribir.

En Abismos, ¿tiene David Jasso una historia o un personaje favorito?
Si me obligaras a elegir me quedaría con el tipo de El Huevo o con la chica de La textura de tu piel. Son entrañables, personas normales que llegan a descubrir su verdadero yo, el que todos llevamos dentro.

Ya que no soy capaz moralmente de recomendar este libro a nadie, ¿sería usted tan amable de venderlo? ¿Por qué alguien debería leer Abismos?
Con Abismos el lector podrá descender hasta lo más profundo de su propia mente, encontrar sus miedos más escondidos y enfrentarse a ellos. Si sobrevive saldrá renovado de la experiencia, más oscuro, más seguro, más poderoso. Pero quizás no todos puedan sobrevivir a ese descenso a los infiernos. Probablemente, muchos acaben el viaje maltrechos, desorientados, sin saber de dónde les ha caído un huevo o por qué su mano atraviesa la materia. No podrán volver a conciliar el sueño con normalidad, no podrán volver a tener esperanzas y no podrán seguir creyendo en la vida.
Por eso deberían leerlo, porque cuando te enfrentas al abismo, te enfrentas a tu propia muerte. Y a veces regresas de ella.

No querría terminar esta entrevista sin hablar sobre Nocte, la asociación española de escritores de terror que usted preside…
Valiente hatajo de cretinos. Saben que estoy aquí encerrado, que necesito su ayuda y no hacen nada. Ellos podrían testificar a mi favor y demostrar mi inocencia, conocen la existencia de las calles tomadas. Son más de medio centenar de escritores profesionales de gran prestigio, lo más granado de la literatura de terror española (por cierto Daniel Lonces no fue admitido), pero en lugar de luchar por mí, se limitan a escribir “grandes historias de terror” (en este caso las comillas indican tono de ironía, por si no queda claro). Dicen que quieren dignificar el género y sin embargo me dejan agonizar en esta celda, dicen que buscan la excelencia literaria y yo podría inspirarles para las mejores historias. Pierden el tiempo organizando charlas, participando en jornadas, impartiendo talleres de literatura o de terror. Les repudio, son unos sucios traidores, y la mayoría de ellos sí que tiene cosas que ocultar: copias descaradas, hackeo de ordenadores para apoderarse de originales, amenazas a editores para ser publicados… Si yo hablara de los miembros de Nocte os aterrorizaría de veras.

FIN DEL INFORME

ANEXO 1:
Todos los desvaríos del paciente giran en torno a lo que él llama “las calles tomadas”. Para más información, visitar:
http://callestomadaszaragoza.blogspot.com/

4 comentarios:

Daniel Lonces dijo...

Ustedes reproducen en esta entrevista opiniones lesivas hacia mi persona. Les conmino a que retiren toda referencia a mí o me veré obligado a emprender las pertinentes acciones legales.
Les recuerdo que mi denuncia contra David Jasso sigue en en los tribunales y que el caso todavía está abierto.
Daniel Lonces

Ana Coluto dijo...

Dios mío.
Lo de las Calles tomadas es cierto.
Tenemos que hacer algo

Yosu Rc! dijo...

Están ustedes perturbando la paz del paciente. Y dejen de alimentar los abismos de sus delirios. Así solo empeoran las cosas para la recuperación del señor Jasso.

Hagan el favor de abandonar la sala, por favor.

J.E. Alamo dijo...

La locura del Jasso me complace... Ja,ja,ja... Un miembro de NOCTE (No somos una secta)