Ir al contenido principal

Compartir...

Tumblr

Greenpunk

Mi relativamente reciente interés por los retrofuturismos me ha llevado a profundizar tanto literaria como estéticamente en Steampunk –por supuesto-, en Dieselpunk, en Clockpunk… y en menor medida en el archiconocido Cyberpunk y en Biopunk, Ancientpunk, etc.
Llegados a este punto, muchos dicen que es increíblemente fácil crearse una nueva tendencia retrofuturista. Muchos ironizan que no hay más que coger cierta cultura o época histórica y añadirle la coletilla –que no todos entienden- “punk”. Así, si partiendo por ejemplo de un gallego como yo, podríamos tranquilamente crear el Celticpunk diciendo que se basa socialmente en la organización tribal propia de los Celtas y los Ártabros; estéticamente, en las pintas que se gastaban de aquella; y tecnológicamente en lanzas, arco y flecha hechas con sílex, espadas primitivas, vasijas de barro, casas de adobe y paja, etc. Y podría decir que Astérix y Obélix son una clara demostración de literatura Celticpunk.
En fin, fuera de bromas, ¿a qué viene todo esto? A que acabo de, no descubrir, sino abrir los ojos y profundizar en una nueva tendencia retrofuturista que me está gustando mucho. Se trata del Greenpunk.
Y, tal como está el mundo, no me parece nada mal que se extienda tanto en la ficción como en la realidad. Si hay un retrofuturismo que los aficionados deberíamos extender como modo de vida, es este: el Greenpunk. ¿Por qué?

Como el resto de retrofuturismos, el Greenpunk se basa en una tecnología alternativa. Si el Steampunk se basa en la poco explotada del carbón y el vapor, el Greenpunk lo hará con una tecnología 100% amable con el medio ambiente, que pone el respeto a la naturaleza por encima de todo y que se basa ante todo en una filosofía ecologista y en el reciclaje y la reutilización de productos.
En este sentido, si bien es cierto que rechazaría totalmente el Romanticismo que le da al Steampunk su encanto, sí lo sustituiría por un enorme interés en darle a la Naturaleza una supremacía casi totalmente perdida hoy en día.

Imaginemos una situación post-apocalíptica derivada de un conflicto a nivel global. ¿Catastróficas consecuencias del cambio climático? ¿Por qué no? Sería algo que muy bien nos serviría de escarmiento y de evolución lógica hacia el Greenpunk. Imaginemos ahora a un grupo de supervivientes que tratan de levantarse de entre los escombros con una nueva filosofía. Un grupo de gente que toma vestigios de la antigua cultura consumista para reinventar su modo de vida y crear una nueva civilización que “piensa en verde”, que trata de reconstruir una ecología devastada, una nueva generación responsable y respetuosa con el entorno que pretende corregir los desastrosos errores del pasado (o, por mejor decir, del presente).
Sí es cierto que ya existía literatura que manejaba estas premisas, pero no estaría mal que la difusión que ahora le damos al aspecto artesanal y DIY del Steampunk cobrase mucha más difusión en el Greenpunk. Un DIY que usa energías renovables, que recicla y que reutiliza lo que el mundo comercial llama obsoleto o inservible. Un DIY que aboga por la concienciación global y el cambio de tuerca mundial que tanta falta hace. Una ficción, en definitiva, que tendría un eco mucho más poderoso que cualquier otro retrofuturismo en la realidad.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un hombre de verdad – Boris Polevói

Boris Polevói fue un corresponsal de guerra soviético durante la Segunda Guerra Mundial. En el prólogo a este libro dice que “vi en todas partes tal heroísmo de las gentes soviética, que ante él empalidecían las proezas de los héroes populares del pasado.” Comentarios como este o como el que cierra el prólogo: “¡Qué gran felicidad es la de ser escritor en el País del Socialismo!”; quizá echasen un poco para atrás nuestra intención de leerlo. Así fue, al menos, en mi caso. No tenía ganas de leer una historia pseudo-real envuelta en propaganda soviética. Pero al meterme en su lectura y hacer oídos sordos a esos desvaríos patrióticos del autor, me llevé una agradable sorpresa.

Un hombre de verdad fue escrito en 1950 y se basa en la historia de A. Marésiev, llamado en el libro Aléxei Merésiev (se cambiaron los nombres de los personajes), un piloto de caza soviético que Polevói conoció y entrevistó en un aeródromo de campaña en las inmediaciones de Oriol, durante el asalto nazi a esta ciuda…

Steampunk Hands Around The World IV. Multicultural Steampunk

First of all, I must say that I am from Spain, and I am in contact with Steampunk from Latin cultures in America; so, I am very interested in Spanish Steampunk and other cultures outside England. Then, it led me to other cultures and countries, such as India, Japan, South Africa…    The first things that we learn in Steampunk are steam and smog (of course), 19th century, London, Jack the Ripper, guns, armours… ok. Rule, Britannia; Britannia rule the waves and all of that; and, that is ok. But, what happened in the 19th century outside the Empire?    There is something that should not be overlooked: Verne’s books are one of the fundamental bases of Steampunk. But, let’s think about some of the most famous novels written by Verne. For example: Around the World in Eighty Days, Five Weeks in a Balloon, The Adventures of Three Englishmen and Three Russians in South Africa, Michael Strogoff, The Steam House…    Well, what do that books have in common?
   But, is the Steampunk community …

¿Cuánto se tarda en escribir una novela?

Me hizo pensar –y qué no- la retórica que transmitía Javi en su blog No me cuentes más cuentos de cuánto se tarda en escribir una novela.
Hablaba de meses, semanas o años. Por mi humilde parte, entiendo que amarramos a puerto la idea de que acabamos cuando dejamos en paz el último, último borrador y lo convertimos en el llamado “manuscrito”. O, como dice la ofimática, cuando marcamos en “Propiedades”: Sólo lectura. Cuando ya no se escribirá más en él.
El jugo de esta fruta está en: ¿cuándo se empieza?
1. ¿Cuando escribimos Érase una vez...?
2. ¿Cuando damos la vuelta al lápiz para que apunte amenazante al primer borrador?
3. ¿Cuando empezamos a trazar un guión, una línea temporal y una lista de personajes?
4. ¿Cuando tenemos la primera idea en mente?
Vamos a analizar con cuidado cada situación.
La 1 será, supongo, la más aceptada. Desde luego, la más fácil de delimitar. Desde que se escribe prólogo hasta que se escribe FIN.
La 2 es la menos probable, ya que lo que se c…