Ir al contenido principal

El Amo del Mundo, de Jules Verne

He estado pensando en que, al no reseñar novelas leídas antes de abrir este blog, muchas buenas obras clásicas se me quedan sin comentar. Y, ¿por qué no releerlas para comentarlas aquí?
Esta vez, voy a dedicarme a Maître du monde. O, como yo la leí, El Amo del Mundo, de Jules Verne.
Es esta una de las novelas no tan conocidas de Verne, y difícil de encontrar, por cierto, escrita en 1904.
Antes de ponerse a ella, hay dos detalles que sería bueno saber:
1) Fue escrita en esa segunda época que tuvo Verne apartada del optimismo. Esas novelas eran las que acaban en la segunda mitad de nuestro siglo XX puerilizadas y resumidas para ser convertidas en Bibliotecas Juveniles y olvidadas al llegar a cierta edad.
Pero estas otras, las más pesimistas, al no ser susceptibles de ser convertidas en novelitas o cuentos para niños, han sido poco menos que relegadas al olvido.
2) Es la continuación de la, algo más conocida, Robur, el Conquistador. Narraba la repentina aparición de un artefacto volador más pesado que el aire y el largo viaje que lleva a cabo alrededor del mundo para demostrar a los pioneros en aerostación de la época que su artefacto es mejor que los que hace el resto del mundo.
En esta, El Amo del Mundo, otro extraño vehículo hace aparición en Estados Unidos. Esta vez se trata de un anfibio. Un bólido que alcanza velocidades de vértigo en tierra y consigue navegar sobre y bajo el agua como le viene en gana.
En este caso, la novela sigue al inspector de policía encargado de investigar el misterio, el inspector Stroke, que acabará, no solo resolviendo el misterio, sino conociendo además al misterioso inventor de este nuevo artefacto.

El argumento de esta novela, comparado con la anterior, además de la ya mencionada pérdida total del optimismo ante el futuro que cabe esperar, es bastante breve y sencillo. No es a lo que Verne tiene acostumbrados a los niños de hoy. Y, además, hace reflexionar bastante en ese cambio de actitud que despliega; sobre todo al final, con la aparición de Robur. No sé si es cosa mía, pero me parece que trasmite la ligera sensación de que ya no es el hombre que era. Si ya era un personaje solitario y esquivo, se le ve ahora más quemado, totalmente apartado del mundo y nada dispuesto a cruzarse con los gobiernos humanos. Y no hay más que ver la reacción de los gobiernos ante la aparición de este nuevo artefacto. Su única pretensión es la de hacerse con esta nueva tecnología a toda costa.

Lo mejor, la repentina aparición del bólido durante la carrera internacional de velocidad organizada por el Automóvil Club de Wisconsin, dejando en la cuneta a Renault, Fiat, Mercedes y compañía.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un hombre de verdad – Boris Polevói

Boris Polevói fue un corresponsal de guerra soviético durante la Segunda Guerra Mundial. En el prólogo a este libro dice que “vi en todas partes tal heroísmo de las gentes soviética, que ante él empalidecían las proezas de los héroes populares del pasado.” Comentarios como este o como el que cierra el prólogo: “¡Qué gran felicidad es la de ser escritor en el País del Socialismo!”; quizá echasen un poco para atrás nuestra intención de leerlo. Así fue, al menos, en mi caso. No tenía ganas de leer una historia pseudo-real envuelta en propaganda soviética. Pero al meterme en su lectura y hacer oídos sordos a esos desvaríos patrióticos del autor, me llevé una agradable sorpresa.

Un hombre de verdad fue escrito en 1950 y se basa en la historia de A. Marésiev, llamado en el libro Aléxei Merésiev (se cambiaron los nombres de los personajes), un piloto de caza soviético que Polevói conoció y entrevistó en un aeródromo de campaña en las inmediaciones de Oriol, durante el asalto nazi a esta ciuda…

Steampunk Hands Around The World IV. Multicultural Steampunk

First of all, I must say that I am from Spain, and I am in contact with Steampunk from Latin cultures in America; so, I am very interested in Spanish Steampunk and other cultures outside England. Then, it led me to other cultures and countries, such as India, Japan, South Africa…    The first things that we learn in Steampunk are steam and smog (of course), 19th century, London, Jack the Ripper, guns, armours… ok. Rule, Britannia; Britannia rule the waves and all of that; and, that is ok. But, what happened in the 19th century outside the Empire?    There is something that should not be overlooked: Verne’s books are one of the fundamental bases of Steampunk. But, let’s think about some of the most famous novels written by Verne. For example: Around the World in Eighty Days, Five Weeks in a Balloon, The Adventures of Three Englishmen and Three Russians in South Africa, Michael Strogoff, The Steam House…    Well, what do that books have in common?
   But, is the Steampunk community …

¿Cuánto se tarda en escribir una novela?

Me hizo pensar –y qué no- la retórica que transmitía Javi en su blog No me cuentes más cuentos de cuánto se tarda en escribir una novela.
Hablaba de meses, semanas o años. Por mi humilde parte, entiendo que amarramos a puerto la idea de que acabamos cuando dejamos en paz el último, último borrador y lo convertimos en el llamado “manuscrito”. O, como dice la ofimática, cuando marcamos en “Propiedades”: Sólo lectura. Cuando ya no se escribirá más en él.
El jugo de esta fruta está en: ¿cuándo se empieza?
1. ¿Cuando escribimos Érase una vez...?
2. ¿Cuando damos la vuelta al lápiz para que apunte amenazante al primer borrador?
3. ¿Cuando empezamos a trazar un guión, una línea temporal y una lista de personajes?
4. ¿Cuando tenemos la primera idea en mente?
Vamos a analizar con cuidado cada situación.
La 1 será, supongo, la más aceptada. Desde luego, la más fácil de delimitar. Desde que se escribe prólogo hasta que se escribe FIN.
La 2 es la menos probable, ya que lo que se c…