lunes, 28 de marzo de 2011

Dramatis Personae, de The Clockwork Dolls

Hace un tiempo que, haciendo una “partida de caza” por MySpace, me encontré con un grupo que llamó mi atención. Se trataba de un grupo steampunk llamado Vernian Process. Y me gustó porque el disco que ofrecían contaba todo él una misma historia, como si de una banda sonora se tratase. Aunque no todas las canciones me gustaron, este grupo me llevó, por afinidad de gustos, a otro similar. Ahora sí, voy a hablar de The Clockwork Dolls. Aunque The Clockwork Dolls, ofrecía todo su trabajo en MySpace por descarga directa desde Baltimore (Maryland, USA), no tardé en querer cambiar mis mp3 por el disco que han sacado físicamente en The Gilded Aged Records. Se titula Dramatis Personae, y también tiene una historia que contar. La lista de canciones es la siguiente (con su aproximada traducción al español):

  1. Maiden Voyage – El viaje de una dama

  2. Blades in Autumn – Espadas en Otoño

  3. The Ballad of Jack Jezebel – La Balada de Jack Jezebel

  4. No Guns Allowed in My Bar – No se Permiten Armas en el Bar

  5. Impartial (The Battle) – Imparcial (La Batalla)

  6. The Iron Rose – La Rosa de Hierro

  7. The Clockwork Maid – La dama mecánica

  8. A Safe Rest – Un Tranquilo Descanso
Según indica la carátula, Dramatis Personae es una frase en latín que se refiere a los personajes de una obra dramática. Y los personajes de esta obra son lo siguientes:


    • The Clockwork Dolls (Muñecos Mecánicos), en conjunto, son un temible grupo de corsarios del aire que surcan los cielos saqueando a cualquiera que se cruce en su camino.

    • Helene de Fer, hija de un duque, huye de un matrimonio convenido y sin amor para convertirse en líder de un grupo de bandoleros.

    • Allison Curval, un autómata único en su clase, que desafía su programación para seguir a su dueña y mejor amiga a una vida de aventuras.

    • Cedric Mayne, valiente, pero conflictivo, rompe el juramento a su país para mantener la que le hizo a su amiga de la infancia.
Una mujer noble, un autómata y un guerrero, unidos por amor y por la libertad. Juntos, pilotarán una nave experimental, el Dame de Fer, a través de los salvajes e imparciales cielos.¿Qué más decir de esta historia? Es una épica historia de fantasía steampunk que ya quisiera uno tener entre sus manos a modo de libro, aunado a esta preciosa y genial banda sonora, como ya sucediera con La mecánica del corazón. Esperemos que alguien responda a esta plegaria…

No hay comentarios: