martes, 6 de octubre de 2009

Retrofuturismos

Entre retrofuturismos y neofuturismos (géneros horriblemente terminados en punk), se puede crear una clasificación de al menos una docena de... “punks”.
Sin embargo, me ha parecido mejor centrarme en 3 de cada uno, ya que quizá resulten los más conocidos.

RETROFUTURISMOS: CUANDO EL FUTURO YA PASÓ
Clockpunk
Considerado en ocasiones un subgénero steampunk, se ambienta en un Renacimiento alternativo, que funde sus diseños "premodernos" con tecnología avanzada basada en este caso en mecanismos de relojería.
Mainspring, de Jay Lake y La mecánica del corazón, de Mathias Malzieu son excelentes ejemplos.

Steampunk
El steampunk es retro, nostálgico y con un punto de vista optimista acerca del futuro y el potencial de los hombres. Se basa en una época victoriana y su era del vapor y el carbón que presta sus antiguos accesorios para mezclarlos con artefactos futuristas y computadoras o máquinas voladoras basadas en motores a vapor y tubos de cobre, piezas de latón...
Se podría decir que los trabajos que en aquella época hacían Jules Verne o H.G.Wells entrar en este género, ¿por qué no? Sin embargo, también podemos decir que simplemente eran la ciencia ficción de su época. El más conocido trabajo steampunk es La máquina diferencial, escrita por Bruce Sterling y William Gibson, pero Morlock Night, de K.W. Jeter es considerada la primera novela steampunk.

Dieselpunk
Históricamente, el dieselpunk se coloca entre 1910 y 1939. Su tecnología se basa, por tanto, en el motor diesel (inventado en 1892) y grandes rascacielos.
Sky Captain and the World of Tomorrow es un pulp-fiction de mediados de siglo combinado con tecnología anacrónica y una buena dosis de historia alternativa. Fue llevado al cine en 2004, titulado en España como Sky Captain y el Mundo del Mañana.

NEOFUTURISMOS: FUTUROS ALTERNATIVOS
Cyberpunk
El padre de todos los géneros punk, el cyberpunk, nació en 1983 cuando Bruce Bethke acuñó el término en un relato titulado Cyberpunk. Se basa en un futuro muy avanzado tecnológicamente, de computadoras y hackers, pero con una ambientación muy oscura en la que las relaciones humanas se han perdido casi por completo.
Neuromante, de William Gibson; ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?, de Philip K.Dick o su adaptación al cine, Blade runner; son los principales ejemplos.

Biopunk
Se basa en un futuro cercano en el que se juega con la ingeniería genética.
Starfish, de Peter Watts, y sus secuelas son un excelente ejemplo de este frecuentemente apocalíptico género.

Greenpunk
Energías limpia y mínimo impacto tecnológico en el medio ambiente son algunas de las características de un mundo donde la humanidad ha revertido el proceso de cambio climático con cierto éxito. Quizá sea esta la que más interese ver cumplida.
Paolo Bacigalupi, autor de The Wind Up Girl, se esta convirtiendo en uno de los más conocidos autores de este género.

Basado en el artículo Cyberpunk, steampunk and now stitchpunk? Your guide to 11
sci-fi punks
, de Sci Fi Wire; y en comentarios del foro Steampunk Spain.

2 comentarios:

J.E. Alamo dijo...

Muy interesante. No estaba al tanto de estos subgéneros.Buena entrada, Yosu

Yosu Rc! dijo...

Gracias. Seguro que habrá más entradas sobre steampunk.
Es un género al que me estoy metiendo inexorablemente estos últimos días.
Creo que es el principio de una hermosa amistad...