lunes, 22 de diciembre de 2008

Ya vi... The Dark Knight

Por circunstancias -totalmente ajenas a mi voluntad, obviamente- no he podido ver El Caballero Oscuro (The Dark Knight) hasta este fin de semana.
No sabéis lo que es saber que todos la habéis visto y que no hacéis más que hablar sin parar de la excelente renovación de The Jocker. Pues bien, ahora puedo opinar yo también.

La vi después de The Hulk. Evidentemente, después de eso, mi encuentro con Batman fue mucho más emocionante.
¿Algo que objetar? Sí, quizá un par de tonterías sin importancia. Vamos allá:

La primera tengo que recriminársela al doblaje, como casi siempre. No me gustó en algunos aspectos como la nueva voz de Rachel. Haber utilizado la misma voz que en Batman Begins nos habría ayudado mucho a hacernos a la nueva cara que la representa. Pero, quizá con la “dobladora” española sucedió lo mismo que con Katie Holmes, ¿quién sabe?
La segunda sigue siendo en torno a Rachel. La nueva situación de este personaje hace que actúe de un modo distinto. Tiene novio, es feliz, etc. Pero me ha parecido que su cambio de personalidad es excesivo. Rachel era mucho más seria, sensata, formal... En fin, eso creo.
La tercera es cuestión de gustos. La aparición de Espantapájaros (Scarecrow) me hizo sonreír. Pensé que tendría bastante más “rodillo” que ocupar, pero se le muestra como un villano vencido. No vencido de “has ganado esta batalla”, no; vencido de “yo ya no salgo en la tercera”. Una pena porque era un personaje que me gustaba.
Por último, una pregunta en el aire: ¿no podría Batman haberse lucido más? En la primera parece todo un “bat” saltando de tejado en tejado y luciendo tanque. En The Dark Knight su posición parece más discreta, más en la sombra...

Por lo demás, todo bien. Una película a la altura de las circunstancias y con una trama bastante interesante. Después de la demostración de acción sin sentido y sin apenas argumento que me pareció The Hulk (para el que la haya visto: ¿sería tan difícil que Banner dejase de regalar su sangre por ahí?), The Dark Knight demuestra ser una de las mejores películas de héroes que existen.
Y con un magistral final, donde Gordon nos aclara quién es Batman y quién será siempre que lo necesitemos: no un héroe, sino El Caballero Oscuro.

No hay comentarios: