viernes, 23 de mayo de 2008

Alejandro Dumas + 200 años = Dan Brown

Acabo de leer Ángeles y Demonios. Lo tenía en mente desde que leí El código da Vinci y decidí leer ambos para conocerlos antes de ver estrenadas las películas. Lo hago así porque nunca me gusta leer los libros adulterados con las imágenes de las películas. Prefiero crearlas yo mismo, hacer a los personajes y las secuencias como mi mente quiera verlas.

Entre ambos libros leí La conspiración, y fue con este cuando comencé a pensar: "¿A quién me recuerda este tipo en su forma de escribir?"

Tiene un aire con Robin Cook, pero un aire, hay algo más; me recuerda a...



Exactamente, a Alejandro Dumas. ¿Por qué?

No sé si habrá quien esté de acuerdo conmigo o si directamente me estoy estrellando en el asfalto, pero yo lo veo así.

Alejandro Dumas se hizo famoso por sus novelas -hoy hotóricas- escritas a modo de folletines. Es decir, escribía novelas por entregas, lo que le obligaba a captar la atención del lector cada semana.

Se notaba principalmente en el modo de terminar los capítulos. Y lo hacía como Dan Brown. Esa forma de cortar el hilo, de mantener la tensión entre capítulos y de obligarte a seguir a pesar de estar casi muerto de sueño o con los ojos más rojos que la sangre.

Esa forma de narrar que, a pesar de que Dan Brown no te guste, hace que no puedas parar. Ese gancho.



Eso tienen en común. Pero si hubiesen vivido juntos...

3 comentarios:

Javi dijo...

Vale, acepto que Ángeles y Demonios es un libro muy bueno y que El Código Da Vinci te engancha, pero La Conspiración me parece un libro bastante cojo y si te lees el bodrio de Fortaleza Digital verás.

Yosu Rc! dijo...

Tienes razón con La Conspiración, era un poco más pesado.
Pero creo que si leo La Fortaleza Digital me pasará lo mismo que con los demás, engancha aunque no guste.
Porque, en realidad, de los cuatro libros ninguno me gustó como para echar cohetes...

J.E. Alamo dijo...

Estoy contigo en que Brown engancha, pero también lo hace el tabaco ;-) En cuanto a Dumas, si viviera hoy ya habría retado a Brown a duelo y permtido que el americano eligiera armas para luego acabar con él sin problemas.
Un saludo amigacho