miércoles, 24 de octubre de 2007

Crónicas Marcianas

Estos últimos días estoy dándole muchas vueltas al planeta Marte, muchas más de las que da él solo. He vuelto a ver Planeta Rojo, he vuelto a ver Capricornio Uno, he vuelto a leer Crónicas Marcianas, he leído el interesante artículo de este mes de National Geographic...; y he recordado lo mucho que me gustan las historias que sacamos de ese planeta.


Sobre todo el libro de Ray Bradbury, Crónicas Marcianas. Al ir leyéndolo, es inevitable que el lector vaya desarrollando odio hacia los marcianos. Cuando llevas unos pocos capítulos, sólo piensas que es hora de arrollarlos a todos.


Sin embargo, es increíble la forma imperceptible en que la narración te va moldeando y cambiando tu opinión. Así, antes de llegar al final, te das cuenta de repente de que ya eres un marciano. Lo que antes sentías hacia ellos, ahora lo sientes hacia los terrestres. Las cosas han cambiado y ni te habías dado cuenta. Te has convertido en un marciano sin darte cuenta.

Y el final, es simplemente magistral.
Desde luego, es una obra que no tiene pérdida, en absoluto.
Aquí puedes leer el prólogo de Jorge Luis Borges para la editorial Planeta

No hay comentarios: